Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2006 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces


Rincón de la Poesía

Rosa Andrés González Castro
Martorell (Barcelona)



  


 


RESOLUCIÓN

...delicadas las torres de Manhattan...
LUIS GARCÍA MONTERO
 
 
No cabe tanto horror en solo un verso.
No cabría tampoco en mil palabras.
Y si sé que se puede
escribir poesía pese a esto,
es porque tantas veces
que la dieron por muerta y enterrada
yo la he visto volver al reino de los vivos
a ofrecer su canción,
triunfante como un gallo
que anuncia que amanece
sobre el estercolero.
 
11 S

Catalunya triomfant...
Como el vuelo majestuoso de un avión de American Airlines
sobre los edificios de Manhattan.
De repente, el impacto.
Bon cop de falç!
Choca el avión contra una de las torres gemelas.
Humea el edificio como un inmenso cigarro macabro.
Todavía planea la duda de si se trata de un ataque terrorista o un accidente cuando...
Bon cop de falç!
Un segundo avión impacta contra la segunda torre del WTC.
Luego, los dos derrumbamientos.
The towers have collapsed.
Millones y millones de personas atónitas ante el televisor.
Meses después, en Carnaval, caretas de Bin Laden.
Defensors de la terra.
–Responderemos por tierra, mar y aire –said Mr Bush. Y hasta el propio David Letterman no sabe si reír porque no hay costas en Afganistán o seguir llorando por tanta muerte en la alfombra de casa.
Se suspenden los actos de celebración del 25º aniversario de la primera Diada democrática.
Y mientras los aviones bombardean Afganistán, ya arrasado por luchas fratricidas, por las potencias extranjeras, se proyectan dos haces de luz en el skyline.
Tornarà a ser rica i plena.
Tornarà a ser rica i plena.


 
UNA MAGDALENA POR EL 11 S

Blancas como las panzas de las ranas
en la charca azul cielo,
las pecheras en cruz de los aviones.
–Oh, my God! –repetían
llevándose las manos a la boca.
Dios mío, no el dolor
en abstracto: el dolor
que viene a la oficina
con legañas y un donuts y café.
Croan las ranas dentro de la charca.
La primavera trenza el terciopelo
del ruiseñor con el croar de ranas.
Llamando a Dios. Cambio.
Todas las unidades a Dios. Cambio.
Toda América llamando a Dios. Cambio.
Todo el mundo llamando a Dios. Cambio.


 
TAMBOR DEL LLANO

Caían desde el doble
babel de Nueva York
con las alas de cera derretidas.
Tocando el tambor del llano.
Caían
al laberinto donde el minotauro
se revolvía en la desolación
de la suerte de varas.
Tocando el tambor del llano.
Camisas blancas y zapatos caros,
mensajeros y barmans,
sinpapeles que limpian oficinas.
Una lluvia macabra
percutía el asfalto.
Tocando el tambor del llano.
¿Qué he hecho yo? Sálvame. ¿Por qué, Señor,
me has abandonado?
No le tientes, no pidas
que aparezca la mano
salvífica de Dios.
Quédate en el desierto del incendio.
Rechaza la ciudad que hay a tus pies,
en el llano que pide
give me your huddled masses,
dame masas hambrientas,
con que colmar las fauces del abismo.






(Ver Curriculum del autor)








volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep


Aviso legal | Política de privacidad | Condiciones del servicio | Home