Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2007 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces
Hacía tiempo que no me sentía tan bien. Quizás porque nunca antes había tenido tanto tiempo para poder dedicármelo a mí. Siempre he sido muy buena amiga de la soledad, nos llevamos bastante bien. Aunque a veces parezca que me encanta estar rodeada de gente, siempre he necesitado un momento cada día para estar conmigo misma y reflexionar. Ahora que estoy sola en casa, todo el mundo trabaja y yo me dedico a mis labores y a la escritura, siento que ahora me conozco más que antes. Muchas veces me ha costado saber lo que quiero, a lo mejor porque nunca me he parado a pensarlo realmente. A veces me he mirado en el espejo del armario de mi habitación y no he reconocido a la persona que se veía en él reflejada. Ahora, sin embargo, sé perfectamente lo que veo y me gusta.

Supongo que con el tiempo valoraré mucho más estos meses que he decidido dedicármelos en exclusiva a mi persona. No todo está siendo como yo esperaba, es lo que tiene la vida, nunca nada es como uno se lo había imaginado, pero también es cierto que no es ni mejor ni peor, simplemente es y hay que aceptarlo. Y sé que lo acepto más que nada porque no cambiaría nada de lo que me ha pasado en estos meses, he hecho todo lo que he querido y más y nadie me ha molestado, no me puedo quejar.

Todas estas cosas las pienso mientras paseo por Madrid. A mucha gente le agobia todo ese ambiente de gente corriendo de un lado para el otro, el tráfico, el calor... pero a mí me encanta observarlo todo. Suelo pasear normalmente por los mismos sitios y aún así siempre encuentro algún detalle nuevo en esas calles anchas con sus puertas y sus fuentes. Me gusta caminar porque simplemente soy una persona más, con su vida, sus problemas, sus historias, supongo que como las del resto del mundo, pero nadie me conoce, no soy nadie en ese momento, nadie me juzga, paso desapercibida, yo, tan pequeñita entre tanta marabunta de gente, con mi coleta, mis cascos, mis pantalones cortos y mis chanclas de caminar. Y en mis oídos pongo la banda sonora a la vida, todos los días igual.

A veces, cuando me canso de estar sola, quedo con mi amiga Eva y la voy a buscar a la puerta de su trabajo, o bien con mi amiga Mary, que piensa que una persona como yo cuando camina y piensa demasiado puede cometer cualquier locura... Pero con ellas sigo caminando y hablando hasta que nos dan las tantas y ya decidimos que lo mejor es irnos a nuestras respectivas casas.

Cuando me imaginaba qué iba a hacer en estos meses quizás sí que me los imaginaba en parte así, caminando, sin parar, como quería hacer el año pasado cada vez cogía el bus para irme a mi casa después del trabajo. Pero estaba tan cansada que lo único que me apetecía era meterme, precisamente, en casa. Por aquel entonces yo pensaba, el año que viene todo será diferente, y saqué fuerzas en ese momento para pensar justamente en estos instantes.

Y todavía me queda lo mejor. A partir del viernes cada vez que decida abandonar a mis amigas, que se quedarán tiradas en la playa tomando el sol, y me apetezca caminar veré el mar, su inmensidad, su color, su olor a humedad salada... Sólo hay una cosa mejor que pasear por las calles de Madrid, hacerlo sobre la arena de la playa mientras la brisa te acaricia la cara.

Este verano no lo voy a olvidar jamás porque no creo que se repita todo esto que es como un sueño para mí. En este sentido ahora mismo estoy siendo muy egoísta porque sólo pienso en mí, en lo que a mí me apetece y en lo que quiero hacer. Supongo que ya se me pasará esta vena egocéntrica y me volveré a preocupar por los demás, si es que alguna vez me he preocupado por ello. Muchos pensaban que me iba a aburrir, que no iba a hacer nada, que me estaba equivocando pero yo me conozco y ahora sí que sé que esto es lo mejor que he podido hacer en la vida. Eso sí, me costará tener que regresar al mundo real, pero bueno, eso ya lo pensaré mañana. De momento, sólo quiero desconectar y abrirle los brazos al mar.



 



 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep


Aviso legal | Política de privacidad | Condiciones del servicio | Home