Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2007 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces


Rincón de la Poesía

Rosa Juan Mena
San Fernando



  



 
 

HUIDA PRECIPITADA POR DELIRIOS SENSORIALES 
 

Rumor de la ciudad que se deslíe en la espalda fugaz de la distancia
camino hacia la mar lengua de piedra cinta de claridad el horizonte
se oye el fragor viril del oleaje que columnas corintias rotas vuelca 
rabia la arena ¿no es metal ardiente? la brisa frescas orlas me agasajan
la playa es un regazo de maretas adonde llegan a morir sangrando
diezmadas en la lucha con la aurora largas boas de agua ensortijada 
pero algunas sonríen por la espuma y dan a la roqueda sus cabellos 
embarazo salobre la marea y se pone su peplo esmeraldino
estoa orgullo de la lontananza coreada por leves ventolinas
a lo lejos los buques hienden lentos paquidermos los yugos de su quilla 
en los barbechos móviles del agua sementera de acuáticos terrones
escrito ya el poema doy licencia a la musa a que huésped sea del aire
y su sonrisa grane en resplandores echo a volar mis ojos que compiten 
con gaviotas en sus zigzagueos pero al fin en las ánforas descansan
las ánforas que mueven femeninas flores ansiosas de que se las miren 
la carne en su mañana de esplendores indemne ahora de la marchitez
polifemo del cielo el sol incendia las láminas de jalde de la arena
la playa es el andén del oleaje que viene con flagelos de las brisas
y el rezongo en las rocas es sollozo o gruñido almohada los cantiles
donde el mentón de sus cachones hunde mas si sonríe greca la escancana
se ve a la mar en su inocencia impúber niña en las frondas de su adolescencia
pisa el día el umbral de su vejez dinteles son las horas con penumbras
la lengua de la mar habla con musgos y son sargazos sus conversaciones
y con sus ojos múltiples te mira ahora la mar que su pelaje enarca
pero vista a lo lejos es pecera gigantesca en las manos del repunte
ara fragosa la pleamar altiva sacrificio al cruento dios Ocaso
desguaza en el regazo de la arena la mar el engranaje de sus olas
belleza loca etérea que delira manirrota de aves llameantes
si he de morir oh qué ataúd la escora del buque de la tarde naufragada












volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep


Aviso legal | Política de privacidad | Condiciones del servicio | Home