“A Juan Cervera y Carmen Pérez Avello. In memoriam”  


LOS ESCRITORES RESPONDEN

El último Informe Pisa ha dado un tirón de orejas al sistema escolar español y ha puesto en evidencia que nuestros alumnos no leen y, lo que es peor, no entienden lo que leen. Difícil tarea ésta la de motivar a la lectura, sobre todo si los propios adultos no leen. Y es que la literatura, como bien dijera Luis Landero, se contagia y no hay más.

Se me ocurren múltiples respuestas a la pregunta ¿para qué leer? Y es que para mí leer es respirar. Tengo más libros de los que voy a poder leer nunca y miro con ojos golosos las librerías; pero pienso que es mejor que sean los propios escritores quienes contesten a esta pregunta y, de paso, nos expliquen por qué escriben.

A continuación, pues, de manera ordenada, nos encontraremos algunos nombres de escritores y escritoras que dedican su buen hacer a la literatura infantil y juvenil. Recojo las palabras que escribieron con motivo de una exposición que tuve la alegría de organizar, hace a algunos años. Veamos sus opiniones y dejémonos traspasar por su sensibilidad. Sus palabras tienen plena vigencia, de ahí que las rescate. Y, después de disfrutarlas, por supuesto, leamos un libro. Así nunca estaremos solos y, lo que es aún mejor, siempre podremos recoger flores, aunque no sea primavera.


Mª DEL CARMEN DE LA BANDERA (El Burgo, Málaga, 1935)

bandera_carmenEs maestra jubilada, titulada por la UNED en Ciencias Sociales, ha formado parte en cursos de renovación pedagógica, teatro, novela e historia. Tiene varios premios por proyectos sobre el estudio del medio ambiente y el entorno próximo y ha publicado artículos en revistas profesionales y periódicos.

Interesada por la novela histórica, algunos de sus títulos giran en torno a este campo. Destacamos: Un hoyo profundo al pie de un olivo (1991), Íntimo y secreto (1997), Cuba linda y perdida (1998) y Sentir los colores (2001), África en el corazón... Ya en esta sección le dedicamos, en su día, un estudio.

Su mensaje es (parte de una carta): “Gran parte de mi vida la dediqué a la enseñanza y siempre intenté motivar a los alumnos para que descubriesen el valor y el placer por la lectura”.


ASUN BALZOLA (Bilbao, 1942 – Madrid, 2006)

AsunBalzolaEmpezó su tarea en la literatura infantil y juvenil como ilustradora de libros. En 1978 publicó su primer exto ilustrado. En 1981 obtuvo el Premio Apel.les Mestres por Munia y la luna. En 1985 ganó el Premio Nacional de Ilustración con el libro Munia y la señora Piltronera.

En 1987 publicó su primera novela para jóvenes, La cazadora de Indiana Jones, que recibió el premio Euskadi en 1991. Del mismo modo ese mismo año obtuvo el Premio Internacional de la Fundación Santa María por su obra Por los aires perdidos.

Algunos títulos: Historia de un erizo, Pablito, Las estaciones, El diario de pepe, Ala de mosca, la bufanda azul, Historia de Nino, Un elefante en la cocina...

Su mensaje (parte del prólogo a “Cuentos rellenos”) es: “Una de las preguntas que más a menudo me hacen es por qué he escrito o dibujado tal o cuál libro y suelo quedarme bastante pensativa porque no es una pregunta fácil de contestar. Una escribe o dibuja por miles de motivos que se trezan con otros hasta que es imposible descubrir cuáles son los más importantes, pero en el caso de “Cuentos rellenos” los porqués son muy claros”.


ELIACER CANSINO (Sevilla, 1954)

cansino_elicerCatedrático de Filosofía en el Instituto Mateo Alemán de Sevilla, comenzó a publicar en 1980. La recibido el Premio Juan Sierra de Poesía en 1989 por Paisaje de las sombras, el Premio de Novela Corta 1990 por Los ojos de Icaro y el Premio Emilio Hurtado 1991 por Tras los ojos de la Garza.

En 1991 recibió el Premio Internacional Juvenil Infanta Elena por su novela Yo, Robinsón Sánchez habiendo naufragado. Ha ganado el Premio Lazarillo 1997 por su novela El misterio Velázquez, de recreación histórica.

Su mensaje es: “Queridos amigos:

La literatura puede ser muchas cosas. Hoy, para mí y para vosotros, quiero que sea un puente para pasar de nuestro mundo al mundo de otro. Ese encuentro siempre nos enriquece.
Un abrazo.”


JOSÉ ANTONIO DEL CAÑIZO (Valencia, 1938)

CañizoJosé Antonio del Cañizo ha dedicado su saber a la literatura infantil y juvenil y ha obtenido, por ello, diversos premios como el Lazarillo, Barco de Vapor, Ala Delta, Elena Fortún y “A la Orilla del Viento. Es, también, Doctor Ingeniero Agrónomo y, en este terreno, ha publicado libros técnicos sobre jardinería, plantas ornamentales y plagas.

Su primer libro fue Las fantásticas aventuras del caballito gordo, que recibió el accésit al Premio Nacional de Literatura Infantil 1978 y figuró en la Lista de Honor del Premio CCEI en 1981. Ese mismo año ganó el Premio lazarillo por Las cosas del abuelo, que también figura en la lista de honor de la CCEI de 1983. En 1981 y 1982 ganó el segundo y tercer premios Gran Angular con A la busca de Marte el Guerrero y El maestro y el robot; con ambos aparece en los años 1984 y 1985 en la Lista Honor del Premio CCEI. Del mismo modo varios de sus libros han figurado en la lista “Los Mirlos Blancos” que elabora la Biblioteca Internacional de Munich. En 1991 obtuvo el premio Elena Fortún por Los jíbaros, a la vez que Inventando el mundo fue designado por el Ministerio de Cultura como uno de los libros mejor editados del año. En 1992 ganó el primer premio internacional “A la orilla del Viento”, del Fondo de Cultura Económica, con Una vida de película.

Su mensaje (parte de una carta) es: “(....) El motivo de mi dedicación a la Literatura Infantil y Juvenil, combinándolo con mi faceta técnica es muy sencillo: primero empecé inventando historias para contárselas a mis hijos, y después, el deseo de contribuir modestamente a que las nuevas generaciones lean un poco más es otra de mis motivaciones....”


JOAN MANUEL GISBERT (Barcelona, 1949)

gisbertEs uno de los autores más premiados y reconocidos del panorama literario infantil y juvenil en España. Entre algunos merece citarse:

-el Premio de la CCEI en 1979 con Escenarios fantásticos.
-el Premio Lazarillo en 1980 por El misterio de la isla de Tökland, que también se incluyó en la Lista de Honor del IBBY en 1982.
-Leyendas del planeta Thámyris se consideró como libro de interés infantil por el Misterio de Cultura.
-El extraño adiós de Odiel Munro figuraba en la Lista de Honor del Premio CCEI.
-En 1985 recibió el Premio Nacional con El Museo de los Sueños.
-Premio Gran Angular por La noche del Eclipse.
-En 1990 ganó el Barco de Vapor por El misterio de la mujer autómata.
-Premio Edebé por La voz de madrugada en 1995.

Su obra está llena de escenarios fantásticos y de imaginación. Con un estilo cuidado y muy elaborado, Joan Manuel es un escritor básico para entender la literatura actual.

Entre sus títulos podemos citar: El Lazarillo fantástico, El Museo de los Sueños, Historias secretas del espacio, El Mago de Esmirna, El Talismán del Adriático, La mansión de los abismos, El guardián del olvido, El último enigma, Los espejos venecianos, La voz de madrugada, Los armarios negros, El secreto del hombre muerto y La mirada oscura.

Su mensaje es: “Cuando el pensamiento se deja seducir y estimular por la fascinación del misterio y acepta su sugerente desafío entra en un estado de especial actividad que pone en juego buena parte de las funciones mentales superiores. Si se vive con emoción intelectual, libre de crispación o angustia, es una segura fuente de placeres mentales de todo orden. Y no hay que olvidar que los placeres del pensamiento pueden ser tan intensos y deliciosos como los del cuerpo (aunque todos están neurológicamente conectados, podemos diferenciarlos por la causa principal que los origina). En la narrativa son muchos los ropajes con que el misterio puede revestirse y muy diversos sus materias y temas (existen muchos misterios menudos, policíacos, de simple intriga argumental), pero el gran placer del misterio alcanza su máxima expresión cuando el texto tiene que ver con los misterios básicos, con los aspectos aún desconocidos de la realidad, con las realidades que están aún por crear o descubrir. Las líneas curvas de un inmenso interrogante forman parte esencial del dibujo de la vida. Personalmente, misterio es una de mis ocho o diez palabras favoritas, en cualquier lengua del mundo, por el amplio concepto que abarca y por lo fecunda que es su relación con la literatura. Y por una razón suprema y definitiva. MISTERIO es uno de los siete sinónimos de UNIVERSO.”


ALFREDO GÓMEZ CERDÁ (Madrid, 1951)

gomezcerdaLicenciado en Filología Española, desde joven se ha interesado por la literatura. En 1982, de una forma casual, empieza a escribir para el público infantil y juvenil Las palabras mágicas, con el que gana el Premio Barco de Vapor en 1982. Desde entonces su carrera va consolidándose y, hasta la fecha, su producción ronda unos 50 títulos. Otros premios suyos son:
-premio Altea en 1984 por La ciudad que tenía de todo.

-segundo premio Gran Angular en 1983 por La casa de verano.
-accésit al Lazarillo en 1985 a Timo Rompebombillas.
-premio Barco de vapor en 1989 a Apareció en mi ventana, obra que también recibió el premio “Il Paese dei Bambini” en Italia.

Varios de sus libros han sido incluidos en la Lista de Honor de la CCEI.

Alfredo Gómez Cerdá es un autor inclasificable, que en cada título nos ofrece un planteamiento diferente, ya sean aventuras, parábolas críticas de esta sociedad y un largo etcétera. Entre sus novelas citaremos, a modo de ejemplos, las siguientes: Las palabras mágicas, La ciudad que tenía de todo, la casa de verano, Timo Rompebombillas, Macaco y Antón, El árbol solitario, El puente de piedra, Nano y Esmeralda. Jorge y el capitán y muchos otros, a los que dedicaremos un próximo estudio en esta misma sección.

Su mensaje es:

“CHEJOV... Y UNA JOVEN COSTURERA CHINA
A veces me sorprendo al ver mi casa llena de libros, sobre todo cuando recuerdo mi infancia sin ellos. De niño, no había libros a mi alrededor. Sólo algunos amigos, que los tenían, me los dejaban de vez en cuando. Estos amigos nunca pudieron comprender la envidia que yo sentía y la emoción que me producían sus préstamos. Me he preguntado muchas veces si los libros me han cambiado, o mejor, me han conformado poco a poco hasta convertirme –para bien o para mal- en lo que soy. ¿Un libro puede influir hasta ese punto? En mi caso, sí. Yo no sería lo que soy de no haber leído lo que he leído. Y supongo que, de haber leído otros libros, sería otra cosa. Los libros son mi pasión y no podría entender la vida sin ellos.

Pero... ¿le ocurre a todo el mundo? Seguramente no con tanta intensidad. Creo que un libro siempre deja un poso en algún pliegue de nuestro ser. Quizá no todos los libros, pero sí algunos. A mí me gusta creer que los libros pueden conmover los cimientos de una persona, acentuar su sensibilidad, desarrollar su imaginación, ampliar su sabiduría... Soy así de iluso, qué le vamos a hacer. Recuerdo ahora un libro que leí hace muchos años, quizá cuando yo tenía diecisiete o dieciocho. Era un libro de cuentos de Antón Chejov (uno de mis escritores preferidos). En él había un relato titulado “En casa”, donde aparecía un fiscal de la audiencia –un hombre serio y respetable- muy preocupado porque su hijo de siete años fumaba. El fiscal se sienta cara a cara con su hijo y le da mil razones para no fumar, pero no consigue nada. Está cada día más preocupado, hasta que de repente una noche le cuenta a su hijo un cuento que él mismo se inventa: “Érase una vez un rey que vivía en un palacio muy hermoso, que tenía un hijo maravilloso de siete años, heredero del trono, un niño inteligente y sensible, que solo tenía un defecto: que fumaba”. Pues bien, lo que no consiguen los sesudos razonamientos del fiscal con su hijo, lo consiguen las palabras mágicas de un cuento y, en definitiva, de un libro. Ayer mismo acabé la lectura de otro libro titulado “Balzac y la joven costurera china”, de un escritor chino llamado Dai Sijie. Este libro me recordó el viejo cuento de Chejov. Está situado en la época de Mao y en él aparecen dos jóvenes de ciudad que son enviados al campo para “reeducarse” con el trabajo agrícola. Estos jóvenes consiguen un baúl lleno de libros de literatura francesa y los devoran con pasión. Además, cuentan esas historias a una joven costurera, que nunca ha salido de su aldea. Y de nuevo asistimos al poder de la palabra, de la literatura, del libro. En la muchacha se producirá un cambio total, que le abrirá horizontes insospechados y que le hará romper con su monótona vida. No creo que los libros puedan cambiar el mundo. Pero a algunas personas nos conmueven de tal manera que no sabríamos qué hacer sin ellos”.


JUAN ANTONIO DE LA IGLESIA (Madrid, 1917)

de la iglesiaCursó estudios de Abogacía y Peritaje Mercantil. Es también periodista diplomado en prensa infantil y juvenil, músico, traductor, inventor y funcionario del Ministerio de Cultura. Ha utilizado también diversos seudónimos: Tony Lay, Mario Zigheti, Roderick Maxwell, Glamour, Judex, P.B.T., Eduardo Valdés, urbano Cortés, Berta Lasso y algunos más...

Ha cultivado distintos géneros en todos los medios de comunicación como guinosta, director o empresario. Así, en TVE, Piensa bien y acertarás; en radio Pitos y flautas (SER) y Colorín colorao, Tablado de marionetas, Prohibido para mayores, El cuento de los jueves, etc. (RNE); en discos Historia del Gran Libro y Evangelio contado por la Virgen (39 discos PPC); en teatro, con El gato con notas y Gluglu. Ha estrenado también diversas obras teatrales infantiles y también ha escrito guiones de películas, así como centenares de guiones de historietas y relatos en revistas infantiles y juveniles.

Ha ganado el segundo premio en la convocatoria del “Lazarillo” 1984 por su obra ¡Chuic! En 1978 consiguió un accésit y medalla de Plata a la Mejor labor de Creación Literaria por su obra Aventuras de Luciano, farol metropolitano. Su libro Mariquilla la pelá ha obtenido la placa de plata Barco de Vapor y en Guatemala ha sido uno de los 6 libros más vendidos en 1989.

Entre sus obras: Los engimas del Inspector, Un blanco en salsa verde, El castillo capicúa, Cuentos de la radio, El arte de la historieta, Maricastaña, la heroína desconocida, El elixir de la buena suerte...

Su mensaje es (parte de una carta): Comentando el libro que envía, Maricastaña, la heroína desconocida dice: “Aunque va más despacio que otros de mis títulos, es obra más densa, más estudiada y trabajada por su condición de documento histórico que trata de resucitar una heroína medieval española, a la que el vulgo ha tomado como “anciana castañera y narradora de historias infantiles”. Orgulloso de su buena acogida en el mundo juvenil y femenino, veo que va abriéndose paso sorprendentemente y en un público más difícil de captar como un “documento histórico”.


MARIASUN LANDA (Renteria, Gipuzkoa, 1949)

mari asun landaLicenciada en Filosofía y Letras, es Profesora Titular de la Escuela de Magisterio de San Sebastián (Universidad del País Vasco).

Ha obtenido algunos premios de los que caben destacar: en 1982 el premi Xabier Lizardi de literatura infantil vasca con su cuento Txan fantasma y el Premio Euskadi de literatura infantil y juvenil en 1991 con Alex. Su libro Iholdi fue incluido en la lista de honor del IBBY en 1992.

Otras obras: La estrella verde, Chan el fantasma, Rusika, Ainhoa, Julieta, Romeo y los ratones, Cuando los gatos se sienten tan solos...

Su mensaje es:
“LEER ... ¿para qué?

Para abrir nuevas ventanas a la vida
Para hablar con los que no conocemos
Para pasar aventuras sin salir de casa
Para comprar y vender ideas
Para aprender a leer más libros
Para reírnos de nosotros mismos
Para pasar miedo
Para aprender a decir te quiero
Para saber cómo somos
Para saber cómo son los otros
Para poner nombre a las nubes
Para cambiarle el nombre a la mar
Para hacerse amigos eternos
Para no sentirnos nunca solos
Para ser un poco más libres”.


CONCHA LÓPEZ NARVÁEZ (Sevilla, 1939)

conchalopeznarvaezEs Licenciada en Historia de América. Ha obtenido el Premio lazarillo en 1985 por su obra El amigo oculto y los espíritus de la tarde. En 1986 La tierra del sol y de la luna fue incluida en la Lista de Honor del IBBY.

Algunas de sus obras han sido incluidas en la Lista de Honor de la CCEI: El amigo oculto, Nieve de julio, Endrina y el secreto del peregrino, Amigo de palo... y obtuvieron el primer premio de la CCEI en 1986 y 1989 por La colina de Edeta y Memorias de una gallina respectivamente. Ha sido finalista del Premio Nacional en cuatro ocasiones y en 1992 fue candidata española al Premio Andersen.

Otras obras suyas son: El fuego de los pastores, El árbol de los pájaros sin vuelo, Un puñado de miedos, El tiempo y la promesa, La sombra del gato y otros relatos de terror, La tejedora de la muerte, No eres una lagartija, El visitante de la madrugada, Las horas largas...

Su mensaje (parte de su comentario acerca de La colina de Edeta): “Educación, costumbres, circunstancias, comportamientos...y , por supuesto, técnica, son distintos en épocas distintas; pero la alegría, la tristeza, la ira, el egoísmo, la generosidad... han existido siempre. Precisamente por eso el escritor se atreve a recrear el pasado. Y, precisamente por eso, no consigo entender que algunos afirmen, con gran rotundidad, que a los jóvenes no les interesan los temas históricos. Si esto fuera así, tendríamos que tratar, seriamente, de averiguar el porqué”.


JOSÉ LUIS MARTÍN VIGIL (Oviedo, 1919)

martinvigilLicenciado en Filosofía y Letras, Humanidades Clásicas y Teología, es un escritor reconocido desde hace más 40 años. Ha publicado más de sesenta títulos, traducidos a diversos idiomas...

Ha obtenido, entre otros, el premio Ciudad de Oviedo, Premio Pérez Galdós, Premio de la Oficina Católica Internacional de París y el Premio Gran Angular en 1985 por Habla mi viejo.

Obras: Un chabola en Bilbao, Primer amor, primer dolor, Un sexo llamado débil, La sexta galería, las flechas de mi haz, Un tal Marcos, Mi nieto Jaime, Tres primos entre sí, Los veranos de Peter...

Su mensaje es:
“LEER
La juventud de hoy está al corriente de los establecimientos donde se despachan hamburguesas, de las tiendas que venden los artículos específicos parta la práctica dl deporte favorito, de las boutiques o “plantas jóvenes” de los grandes almacenes en que se exhibe el último grito de la moda. Y bien está que los chicos y las chicas atiendan a su estómago, a sus músculos y a lo que creen que realza su figura. Pero ¿importa, acaso, menos el cerebro?, ¿somos más carne fresca que inteligencia en desarrollo? El estómago fabricará pronto adiposidades excesivas; el músculo perderá tono y la figura –visto y no visto- tendrá poco que resaltar. El cerebro, mientras tanto, convenientemente alimentado, estará en su plenitud durante muchos años y será pieza clave en toda nuestra trayectoria. Esto supuesto, ¿qué son las bibliotecas? Las bibliotecas son los restaurantes de nuestro cerebro, los establecimientos que nos procuran los materiales para amueblarlo, los locales donde gratuitamente lo realzamos y vestimos. ¿Saben los jóvenes dónde están las bibliotecas?, ¿las valoran?, ¿las frecuentan? De seguro que no tanto como los lugares citados más arriba. Y, sin embargo, nada hay en el joven tan importante como su cerebro; nada que resista mejor el paso del tiempo; nada en que resida más su identidad a lo largo de los años. Cuando acabe la gracia de la edad, el lustre que da la juventud tú serás tú por tu cerebro, incluso cuando, decrépito –“¡quién te vio y quién te ve!”, no seas reconocible. El alimento fundamental de nuestra mente está en los libros y los libros están en las bibliotecas al alcance de cualquiera. Leer es una señal de inteligencia. Todo el saber de las generaciones que nos precedieron ha quedado a nuestra disposición en letra impresa. Acceder o no a él es decisión personal que acaba distinguiendo a los cultos de los necios. Puede que el libro en el escaparate sea caro para el bolsillo joven; pero es gratis en la biblioteca. No hay disculpa, pues, para los perezosos, salvo que nadie les haya enseñado el placer que aporta la lectura sólo con que se tenga el libro adecuado entre las manos. En este mundo dominado por la imagen y el sonido, adicto a la televisión o el transistor, leer es la consigna. He ahí algo indispensable para todo el que quiera ir por la vida con una mínima cultura”.


PILAR MATEOS (Valladolid, 1942)

mateos_pilarHa escrito guiones para la radio y la televisión y numerosas novelas destinadas al público infantil y juvenil.

En 1981 obtuvo el premio Barco de Vapor por Jeruso quiere ser gente y en 1982 el premio lazarillo por Capitanes de plástico. Es premio de guiones de Radio nacional de España de 1980 y premio Margarita Xirgú de radioteatro en 1985.

Obra: Historias de Ninguno, Lucas y Lucas, El cuento interrumpido, Molinete, La bruja Mon, La isla menguante, Mi tío Teo, El vidente, Un pelotón de mentiras, El pequeño davirón, Silverio el grande, El caminero, Sin miedo a los brujos, El reloj de las buenas horas, El fantasma en calcetines...

Su mensaje es: “Los libros, como los amigos, enriquecen la vida, pero no sirve cualquiera.
Hay que saber elegirlos”.


JOSÉ MARÍA MERINO (La Coruña, 1941)

JoseMariaMerinoNacido en La Coruña en 1941, pronto se trasladó a león y se licenció en Derecho en Madrid donde reside. Ha cultivado la poesía, pero destaca en la novela y, sobre todo, en los cuentos. Ha ganado diversos premios como el Premio Novelas y Cuentos en 1976, el premio de la Crítica en 1986 y el Premio Delibes en 1996.

Su producción es amplia y no solo se ciñe a la literatura juvenil e infantil, sino a la literatura en general donde destaca, por ejemplo, Los cuentos del reino secreto. Su libro El oro de los sueños formó parte de la Lista de Honor de la CCEI y en 1993 recibió el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil por No soy un libro.

Obras juveniles: El oro de los sueños, La tierra del tiempo perdido, Las lágrimas del sol, La edad de la aventura, El cuaderno de hojas blancas... y un largo etcétera.

Su mensaje es: “LEER: 
-La aventura interior
-El viaje secreto”.


JUAN MUÑOZ MARTÍN (Madrid, 1929)

juan muñozEstudió Filología Francesa y ha sido profesor de francés. Entre sus premios destacan: el premio Doncel de cuento infantil con Las tres piedras en 1966 y el primer premio Barco de Vapor de la Fundación Santa María de novela infantil en 1979 con Fray Perico y su borrico. Es tercer premio Gran Angular en 1984 por El hombre mecánico. Asimismo tiene el Primer Premio Complutense “Cervantes chico” de Literatura Infantil y Juvenil en 1992 como el escritor más leído por los niños.
Su obra es extensísima: El pirata Garrapata, El libro de los prodigios, Las tres carabelas. El oso Fructuoso, Los trece hijos brutos del rey Sisebuto, ¿Manué, qué pasa en Belén?, Ciprianus, gladiator romanus, pepe y la armadura...

Mensaje (parte de una carta). “Ha sido para mí una gran sorpresa tu carta simpática y animosa. ¿Por qué? Porque veraneo en Salou desde hace años y no falto a la cita del verano a mi playa del Levante, donde paso dos meses y ojalá pudiera más. En la librería, junto a la feria del Paseo de Jaume I, he visto algún libro mío en sus estanterías y esto siempre causa mucha alegría. Cuanto más si, en un colegio de Salou, asoman, en el día del Libro, alguna obrilla mía. (...) Enhorabena por tu genial idea de formar una biblioteca infantil-juvenil en el Instituto. Genial la exposición. Para leer o para amar a leer hace falta entusiasmo e imaginación. Leer es un esfuerzo con recompensa. Yo aunque he procurado que lo que imagino atraiga, enganche y arrastre con humor. Así creo que lo haces tú y te felicito.”

A Juan Muñoz también le dedicaremos un estudio próximamente puesto que sus obras son de las más vendidas y eso bien merece un apoyo y un comentario.


ROSA MONTERO (Madrid 1951)

RosaMonteroEstudió Periodismo y Psicología y colaboró con grupos de teatro independiente como “Tábano” o “Canon”. Desde 1969 trabaja como periodista y ha colaborado en “Pueblo”, “Arriba”, “Mundo Diario”, “Hermano Lobo”, “Fotogramas”...

Actualmente es redactora en el diario “El País”. En 1978 ganó el Premio Mundo de entrevistas y en 1980 el Premio Nacional de Periodismo de reportajes y artículos literarios, por mencionar solo dos de sus galardones.

Su obra es muy sugestiva y es uno de los nombres más sólidos del panorama narrativo actual. Podemos mencionar: Crónica del desamor, La función Delta, Te trataré como a una reina, Amado amo, Bella y Oscura, La hija del caníbal, El corazón del Tártaro... y la serie dedicada a la literatura infantil protagonizada por una niña muy imaginativa, Bárbara.

Su mensaje es: “Leer es una de las actividades más excitantes y más intensas que se pueden hacer en la vida. Aquellos a los que nos les gusta leer es porque no han encontrado el libro que les abra la puerta a la lectura, y todas las personas tienen un libro esperándoles. Si lo encuentran, descubrirán que a través de esa puerta y ese libro se puede entrar en unas aventuras interiores increíbles, vivir todo tipo de vidas en vez de vivir sólo la vida de lo que uno es. Es un aburrimiento ser solamente lo que eres cuando los libros te ofrecen todo tipo de cosas: viajar a Marte, bajar a los infiernos, convertirte en Supermán, enamorarte perdidamente, sufrir, morir, renacer, ser mujer, ser hombre.... Y esa capacidad de vivir otras vidas y de vivir aventuras fascinantes que tiene la narrativa, yo creo que no la tiene nada más. Y encima, es un artefacto maravilloso que no necesita pilas, que no se ha de enchufar. El libro es un sueño portátil, una aventura portátil que se puede llevar a cualquier lado sin necesitar absolutamente nada.”


MERCEDES NEUSCHÄFER-CARLÓN (Oviedo)

neuschaferNacida en Oviedo, tomó el apellido de su marido tras su matrimonio. En la actualidad reside en Alemania, aunque son constantes sus visitas a España. Licenciada en Filología, ha sido profesora de los hijos de emigrantes españoles en el Saarland y en Trier y también en la Universidad de Giessen. Aparte de su creación literaria, escribe artículos de crítica literaria y periodísticos, dicta distintas conferencias y también es una excelente traductora del alemán.

Entre sus premios está el Premio AMADE y el de la Lista de Honor de la CCEI, la mayoría de sus libros han sido escogidos como Mirlos Blancos por la Biblioteca Internacional de la Juventud de Munch. En Alemania se han realizado distintas producciones televisivas de sus obras. Podemos citar: Una fotografía mal hecha, La cabaña abandonada, Tarde de cuentos, La acera rota, Antonio en el país del silencio, Mefi, Sata y Monio, Tras los muros, Plumbito, La primavera no reía, Veraneo en Santíbal....

Su mensaje es: “Yo creo que para escribir para los chicos ha de sentirse la casi necesidad de hacerlo y gozar también cuando se hace. Y esto lo consigue solamente quien conserva muy claro recuerdo de sus sensaciones infantiles y, volviéndose en parte niño, disfruta escribiendo. Cuando a Erich Kästner, autor muy apreciado también de libros para adultos, pero que gran parte de su producción se dirigía a los chicos, se le preguntó por qué les dedicaba tanto de su obra –y en esta pregunta se escondía un poco la cuestión de si un gran autor debía perder parte de su tiempo en la literatura juvenil-, Kästner contestó que esto lo puede pensar solamente alguien que ha olvidado lo que un niño es. Y es que el niño es un personaje sumamente interesante, abierto a todo, con el deseo –y la necesidad también- de oír historias, de ir entendiendo el mundo que le rodea y comprender mejor a los otros y a sí mismo. El niño es capaz de entender y sentir muchas cosas; pero estas cosas deben estar dentro de una historia atractiva para él y han de contársele además de manera que pueda con facilidad entenderlas y así disfrutarlas.

En mis libros hay estilos muy diferentes. El de las aventuras y policíacas es distinto del de los cuentos. L de los libros emotivos y algo poéticos como “Berland...” o “Antonio en el país del silencio” totalmente diferente del de “Mefi, Sata y Monio”, ese cuento de humor y de terror. Y “Tras los muros”, contada en primera persona por Hugo, once, doce años, se acerca al lenguaje y a la forma de narrar de un chico de esa edad.

Al empezar a escribir un libro lo que más me cuesta es encontrar el estilo. “La acera rota” quise al comienzo escribirla también para niños; pero pronto me di cuenta de que ese libro tenía que escribirlo de otra manera. Aunque su estilo es sencillo, para gozarlo y llegar a su total comprensión se necesitan tener unos catorce años o ser ya adulto. Quizás tenga que pedir perdón por algunos valores que aparecen en mis historias. Pero, no, no lo hago, ya que estos valores se muestran solamente, nunca se imponen. Y el chico puede aceptarlos, si le convencen o dejarlos de lado si es que no le parecen bien.

De todas formas, en encuentros que he tenido con jóvenes, he visto que, en general, no les disgustan. Ni a los españoles, ni a los alemanes. Y es que no son aquellos valores que limitaban al chico sino que mi deseo es liberarle, orientarle... Y aunque los valores morales no estén hoy de moda, yo creo que ahora más que nunca es necesaria una directriz y una reflexión crítica sobre el mundo que nos rodea. Y ¿dónde puede haber mayores posibilidades de crear, con ayuda de la fantasía, alternativas a lo que nos disgusta y nos preocupa que en un libro juvenil?”.


CÉSAR A. PÉREZ DE TUDELA (Madrid, 1940)

perez de tudelaLicenciado en Derecho y Doctor en Periodismo, es muy conocido por su labor como explorador geográfico y técnico en alpinismo.

Entre sus obras: SOS el Naranjo de Bulnes, Mi lucha por la montaña, Recital de un solitario, Sobrevivir en la montaña, Mi cuaderno del Mimalaya, Horizontes verticales, Yo vi al Yeti, La senda de Karibu, Relatos del Barón de Cotopaxi...

Su mensaje es:
 “Querido lector:
“Cuentos del barón de Cotopaxi”, título de este libro, reúne una serie de relatos del barón de Cotopaxi, siendo él protagonista y figura central de: “Entierro en el Qomolangma”, “La explosión del volcán Sangay” y “Atlántida, el ataque de la gaviota”. Los otros tres cuentos: “Sherpas y yetis”, “Ojos de infinita tristeza” y “Las aventuras de tío Wilson”, son apasionantes aventuras de personajes que bien pudieran ser también el barón de Cotopaxi o alguno de sus compañeros próximos, puntos que no quedan suficientemente claros, sin duda por especial deseo de su autor, es decir, del que esta carta, querido lector, escribe para ti. El barón de Cotopaxi es un personaje real, que tiene mucha relación conmigo que, también soy explorador alpino y defensor de la naturaleza, y estoy cómo el barón, dispuesto a seguir recorriendo las cimas de la Tierra y tratando de entusiasmar a la humanidad por los caminos difíciles, que son los únicos que conducen a la dignidad y a la belleza. Este pequeño libro reúne relatos impresionantes y lo más excepcional es que todos estos “cuentos” son completamente ciertos. Así ocurrieron tal y como se cuentan en este libro que es para vosotros y también para que lo lean vuestros padres y abuelos. El barón de Cotopaxi hará en el futuro todas las expediciones que yo no pude realizar o alcanzará –espero- las cimas que mis fuerzas o destino no pudieron culminar. Es ese personaje que todos hubiéramos querido ser o por lo menos yo. ¿Has leído “Camino de Karobú” en esta misma colección? También está muy próxima la aparición de “Sakya, el valle de los yetis”. Espero que nos veamos personalmente y podamos comentar con más detalle la apasionante vida del barón. Un saludo afectuoso”.


CARMEN POSADAS (Montevideo, 1953)

Carmen PosadasEscritora nacida en Montevidedo en 1953, pero afincada en España. Destaca por su obra novelística. En 1998 fue Premio Planeta por Pequeñas infamias. Ha escrito también, entre otras, Cinco moscas azules y la biografía novelada que dedica a La bella Otero.

En cuanto a su faceta de escritora para el público infantil y juvenil, en 1970 obtuvo el Batchelor of Arts &Literature en la Universidad de Oxford.

Algunos títulos suyos son: Hacia una tierra desconocida, El cazador y el pastor, El chico de la túnica de colores, Un pastor que llegó a ser rey, Kiwi, Dorila, El mercader de sueños...

Su mensaje es: “A todos os gustan los juegos interactivos, ¿a qué sí? Pues en realidad, un libro o un cuento no es muy diferente de este juego. En los juegos interactivos somos vosotros los que vais inventando lo que pasa, y en los cuentos ocurre algo parecido sólo que más tarde. Veréis, os lo voy a explicar. Cuando salgáis de aquí, las historias que os han contado, seguirán dentro de vuestra memoria y se convertirán en otros cuentos, en otras historias. Tal vez no os deis cuenta enseguida, pero pasa. Es lo que llamamos Imaginación. Así son los libros. “son unos juegos que inventan otros juegos, otros cuentos”. No muchas personas lo saben y por eso se lee poco. Sin embargo, ahora que conocéis el secreto ya veréis cómo los cuentos que leéis no acaban NUNCA CUANDO SE PONE LA PALABRA FIN: Fin es tan sólo el comienzo de muchas, muchas historias que vuestra imaginación está inventando ya, ahora mismo."


CARLOS PUERTO (Madrid, 1942)

carlos puertoCarlos Puerto es autor de una obra variada y dilatada en la que cada título supone una sorpresa para el lector. Sus temas son variados, tanto lírico y evocadores, como reales y descarnados. En cada una de sus obras se acerca al lector de manera directa y efectiva sin hacer, eso sí, ninguna concesión al estilo.

Ha escrito también para la televisión, para radio y cine. Podemos mencionar “Barrio Sésamo” o “Los mundos de Yupi” como programas en los que ha intervenido.

En la actualidad se dedica exclusivamente a la literatura infantil y juvenil en la que se ha convertid en uno de los autores más prolíficos del panorama literario español.

Obras: Niña Claudia, El niño de un millón de años, El misterio del león de piedra, La rosa del Kilimanjaro, Un elefante bajo la cama, La rosa del desierto, Los vampiros atacan al anochecer, La maldición de la momia, Un pingüino en el desierto, Cita con los muertos vivientes, El planeta de Mila, El secreto del libro sin letras, El museo de los horrores, No toques al gato sin guantes, El mensajero del tiempo, Mi tigre es lluvia, Gritos en la niebla, No leas este libro...


ANA MARÍA ROMERO YEBRA (Madrid, 1945)

romeroyebraanamariaAunque nacida en Madrid en 1945, es profesora en un colegio en Almería donde reside desde 1981.

Interesada por la pintura y la cerámica ha impartido cursillos de animación a la lectura y talleres de poesía y ha intervenido en interviniendo de distintos Congresos y Jornadas. Colabora habitualmente con la presa y la radio de Almería. También destaca su labor como poeta. Es en la actualidad Presidenta del Ateneo de Almería.

Obras: Hormiguita negra, La vaca de Dosinda, Poesías de ayer y de hoy, Verdes amigos, Canciones de cuna, El memoriápodo...

Su mensaje es: “¡VAMOS A LEER!
Espero que los chicos y chicas que vais a leer estas líneas améis la lectura, pero si no es así, os animo a descubrir la magia de los libros porque nunca es demasiado tarde. Ya sabemos que la lectura está en competencia feroz con el mundo de la imagen, la tele y los ordenadores, pero los padres, maestros y escritores que tomamos en serio vuestro mundo, tenemos el afán de despertar en vosotros la afición a la lectura y haceros descubrir el tesoro de la palabra escrita. ¿Por qué? No lo sé. Pero tal vez nos empeñemos en eso porque cuando teníamos vuestra edad, éramos felices leyendo y encontrando otros horizontes, otros valores y otras gentes a través de las páginas de un libro. A mí me gustó tanto la lectura desde niña, lo pasaba tan requetebién con un libro en las manos, me hacía tan feliz sumergirme en los relatos y los poemas de los escritores que, cuando fui mayor, decidí ser escritora yo también para transmitir a otras personas todo lo que los libros me habían dado desde la infancia. Y aquí estoy, ofreciendo mis versos y mis cuentos al que quiera compartirlos conmigo. No deseo ganar premios literarios ni salir en la tele, ni ser famosa ni que mi obra sea lo mejor de nuestra literatura. Me siento más satisfecha de que cualquiera de vosotros descubra en lo que escribo el placer de la lectura y tenga, desde ese momento, a los libros por amigos”.


JORDI SIERRA I FABRA (Barcelona, 1947)

sierra i fabraEscritor visceral, camaleónico y considerado un todoterreno de la literatura, Jordi Sierra i Fabra es curioso por naturaleza y trabaja multitud de temas. Nada le es ajeno y todo le interesa, desde la música, a la ecología, pasando por los problemas de la juventud actual, el compromiso con su tiempo, la ironía y el sentido del humor.

Escritor galardonado con diversidad de premios, casi es seguro que tenga todos los premios posibles otorgados en literatura juvenil e infantil, como el Gran Angular, Edebé, Vaixell de Vapor, Ruyra, CCEI y otros. También ha escrito para adultos, terreno en el que se inició y que fue en su momento reconocido con el premio Ateneo de Sevilla o Villa de Bilbao. Acaba de obtener el Premio Nacional de Literatura por Kafka y la muñeca viajera.

Viajero infatigable, escritor inagotable, Jordi Sierra i Fabra escribe deprisa, aunque madura mucho sus ideas. Para él la escritura es vida y no puede concebir la una sin la otra. Resulta difícil reseñar una obra tan abundante, pero para ofrecer sólo una lista de títulos todos ellos significativos podemos mencionar: ...en un lugar llamado Tierra, Regreso a un lugar llamado tierra, El testamento de un lugar llamado Tierra, El último verano Miwok, El joven Lennon, La balada del S. XXI, Kaopi, El último set, Los sonidos del silencio, Banda sonora, Las fans, Noche de viernes, Las alas del sol, El guardián de la luna, Nunca seremos estrellas del rock, Seis historias en torno a Mario, El tiempo del olvido, Campos de fresas, La voz interior, Una (simple) historia de amor... y un muy largo etcétera.

Su mensaje es:
“Cuando me preguntan por qué estoy siempre contento y feliz, suelo responder que, pese a la dureza de la mayoría de mis libros, y a que continuamente veo el horror humano en mis viajes por el mundo, yo no he ido nunca al siquiatra. Cuando tengo un problema, escribo un libro y hago que mi personaje sufra mi problema. Aprendo tanto de él y de lo que le sucede con mi problema a cuestas, que rápidamente sé como solucionarlo yo. Así que escribir es para mí la mejor de las terapias posibles.

Pero hay más.
Escribo desde que tengo 8 años. Nunca he dejado de hacerlo. Primero fue la forma de superar mi tartamudez, después mi vocación eterna. Guardo en mi casa todo lo que he escrito desde esos 8 años. Un fumo ni bebo, así que espero vivir 100 años y morir escribiendo, vaciado, saciado, feliz. Para mí es lo más importante del mundo, mi pasión, mi vida. Me paso el día inventando historias y contándolas. O viajando y contando lo que siento y veo. El arte, en cualquiera de sus formas, es lo único que nos hace libres, tener sentimientos, nos acerca al Universo y a la Naturaleza, a la Vida y al Amor. Una piedra no se emociona al oír a Stravinsky o a los Beatles, ni leyendo un libro, viendo una película o un cuadro. Nosotros sí. Aunque no viviera como escritor profesional, de mi trabajo, tendría que escribir, cada día, como hice hasta los 25 años, cuando publiqué mi primer libro. Para mí escribir es la plenitud, lo mismo que leer.

Tengo una novela, “Rabia”, que habla de eso, y de cómo he ayudado a muchos chicos y chicas a ser escritores, a publicar o simplemente a seguir haciéndolo para sí mismos. Como la historia se repetía, año tras año, con más y más candidatos y candidatas, escribí un libro en el que resumo mis ideas y las cartas que suelo escribir a quienes me han enviado originales para que los lea. "Rabia” contiene también el tetradecálogo para ser escritor, que yo mismo resumí tras leer una obra de Ray Bradbury.

En mis charlas en colegios suelo decir que para mí, leer, es como hacer el amor, por la intimidad y la soledad que compartes con el libro que tienes entre las manos. Pero también digo que escribir es “el orgasmo continuo”. ¿Fuerte? Puede que provoque sonrisas, y que oídos castos se sientan atribulados por tanta contundencia. Sin embargo siempre he sido muy claro con mis expresiones. No puedo evitarlo. Ni siquiera haciendo esta carta para una publicación destinada a la gente joven. La pasión nunca puede disimularse y mi pasión es tremenda. Un grito.

Tengo otra obra, “El fabuloso mundo de las letras”, hecha para aquellos que “odian leer”. Cuando un chico o chica me dice eso, me entra mucha tristeza. Es como si se odiaran a sí mismos. Estamos hechos de letras y de historias, de lo contrario nos secaríamos y estaríamos muertos. Cuánta ignorancia e incultura se esconde detrás de algo así. Pero es algo real. Son los futuros hombres-y-mujeres-de-ninguna-parte, condenados al vacío, a la nada, a vagar por el mundo sin un horizonte, probablemente sin trabajo, prodigando violencias y asesinando esperanzas. Puro olvido en vida.

Seré un romántico, tendré sentimientos, quizás ya sea un residuo, pero vivo en plenitud, en armonía, y se lo debo a lo que he leído y a lo que he escrito, a quienes he amado y a quienes me han amado.

Somos polvo de estrellas”.

Ahora, pues, con tantas y tan hermosas palabras, quizá nos llame la atención ver qué han escrito estos hombres y mujeres. Abramos uno de sus libros... y quizás encontremos la respuesta.





 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep


Aviso legal | Política de privacidad | Condiciones del servicio | Home