• M. Alonso

    Pedacitos de una vida

    Bastante es que soy modelo

    por Mónica Alonso Calderón


Quiero dejar de pensar, dejar la mente en blanco y olvidarme aunque sea sólo por unos instantes de este ‘sindios’. Me duele la cabeza, me va a estallar. Y dale que te pego… ¡Si es que no lo entiendo! Todo iba tan bien… vamos, lo típico: chico conoce a chica, se atraen, se empiezan a conocer y… Todo queda ahí. ¿Será posible? No quiere dar el siguiente paso, el lógico, el normal, el que se suele dar cuando las manos de un tío se convierten en tentáculos de pulpo y decide jugar al tirachinas con mi tanga en medio de una discoteca a oscuras… ¡Lástima que se encendiera la luz en ese momento! También es mala suerte... Ya me lo dijo Pablo, no hay cosa peor que anhelar lo que nunca sucedió, o algo así me dijo... El caso es que tiene razón. Y yo aquí, pasando las de Caín…

Me parece bien que ahora no quiera meterse en líos, pero claro, no puede pretender meterme mano y que luego yo no haga preguntas. ¡Y que le gusto mucho, pero que de una manera diferente! Joder… Me parto y me mondo. ¿Es que existen varias maneras de querer, o de atraer, o de gustar? ¿Me estará tomando el pelo? ¿Le ‘pondrá’ joderme? Dice que le pasa algo, pero que no puede decírmelo… Pues yo no le veía muy preocupado cuando se esforzó por dar de sí mi tanga… ¡Qué subnormal! Si ya sabía yo que un Aries no me podría traer nada bueno…

¡Hostias! Se me ha olvidado bajar a por manzanas para la tarta de mi hermana. No me lo puedo creer…. ¿Dónde tengo la cabeza? ¡Cobarde, cobarde, mil veces cobarde! Mira como me has dejado, aquí, en la cama, pensando. Seguro que tú estás tan tranquilo, a saber dónde. ¿Dónde estarás? ¿Qué estarás haciendo? A lo mejor pensando en mí y en lo que te pasa… ¡Basta, basta! Déjalo, Mónica, no merece la pena. Seguro que él está a otra cosa. Esto no es sano. 1, 2, 3, 4, 5, 6… Concéntrate en otra cosa, en las manzanas, en la tarta, en el cumpleaños de tu hermana…

No puedo… ¡Coño! Como diría Rosi de Palma en Mujeres al borde de un ataque de nervios: ‘bastante es que soy modelo .‘ Bastante sí, bastante. ¡A la mierda con las manzanas! Mi hermana está casada y feliz. Y yo aquí, comiéndome la cabeza… ¡Qué rabia! ¿Por qué? ¿Por qué siempre me pasa lo mismo? Cada vez me cuesta más superar los desengaños. Soy como la versión española de Bridget Jones… Sólo me faltan las bragas-faja gigantescas… ¡Qué penita! Como Bridget pero sin un abogado buenorro que me quiera… Sólo tengo un loco con rizos que muta cada dos por tres… ¡Loco, que estás loco! Pero eres tan mono…

¿Por qué te alejas de mí? Te odiaba, y aún así te acercaste a mí con el pico y la pala… No entiendo nada. ¡Así no hay un Dios que pase página! Dame una explicación, aunque salga escaldada, aunque sólo sea para que se me quiten las ganas de mirarte a la cara. No se puede tirar la piedra y esconder la mano. ¡Te quiero tanto!

Anda… me levantaré a comprar las putas manzanas… Aunque bastante tengo yo con ser modelo… Sabiendo que no me quieres pero sin saber qué coño te pasa.

Ver Curriculum
Curriculum





volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio