• M. Winocur

    LA PLUMA ALEGRE

    Dos catástrofes, a cuál peor

    por Marcos Winocur


Terremoto en Haití, elecciones en Chile...


Una la mandan los dioses, otra la producen los hombres. Me refiero al terremoto de Haití y a las elecciones presidenciales en Chile, ganadas por la derecha. De éstas no encuentro mejor referencia que la pregunta formulada desde "Rayuela" y aparecida en "La Jornada" de hace un par de días: "¿Cómo es posible que después de tantos años y tanta barbarie cometida por la derecha chilena, ésta goce de tanta fuerza?" 

La pregunta ha quedado flotando en el aire. Desde ya, es de aplaudir que se trate de preguntas, tan difíciles de contestar, y no de afirmaciones fáciles dictadas por la soberbia que excluyen la autocrítica. Tan pesada carga llevó a Salvador Allende, mártir de la revolución latinoamericana, a poner una bala en su cerebro, estaba en su derecho disponer de su vida. Pero no se trata aquí de Salvador Allende, aunque su mención y la del suicidio son inexcusables, sino de las elecciones presidenciales donde acaba de ganar la derecha, elecciones inobjetables convocadas por la izquierda, donde ésta cae electoralmente derrotada. Y regresamos entonces a la pregunta de "Rayuela". “Cómo es posible…” Es posible si se coloca en el primer plano del análisis a la convidada que uno termina por olvidar; la democracia. 

Es, antes que cualquier partidismo, la ganadora. Tiene malos antecedentes en Chile, es cierto. La democracia arrió sus banderas abriendo las puertas al golpe de estado y a la dictadura más represiva, el llamado “pinochetismo” que, pese a todo, cedió a la presión de las urnas y, por voluntad popular, aceptó retirarse del poder tras años de gobierno en Chile. No fueron las armas las que obtuvieron este triunfo, sino las urnas. ¡La dictadura más sangrienta desalojada por las urnas! A no dudarlo, un golpe de la democracia contra el golpe de estado que había derrocado a Salvador Allende. Es la misma democracia que hoy da la victoria en las urnas a la derecha sin que nadie se atreva a cuestionarlo. 

La democracia es así. Casquivana, un día está con la derecha, otro con la izquierda. Y siempre con la mayoría, lo cual tiene a veces sus dificultades.

Ver Curriculum
Curriculum





volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio