• Juan R. Mena

    Contraluz

    Lenguaje literario y...

    por Juan R. Mena


¿Es el estilo poético el lenguaje de la inocencia perdida, de lo inefable, de lo esencial humano universal, de lo que no se creado aún y está en víspera de hacerse visible en la escritura, y traduce a tientas y a ciegas unas instancias de otra dimensión del conocimiento? 

¿Es la vivencia humana desnuda de vulgaridades y adherencias comunes rutinarias? ¿Es lo irreal deseable imposible que captamos en una sugerencia más que en una explicación?

¿Es el lenguaje mismo con nuevas sensaciones para el lector a base de metáforas, sinestesias y transgresiones sintácticas?

¿Es la revelación de mundos inteligibles por desvelar el poeta? ¿Es el lenguaje de los sentimientos y la imaginación con seducciones de imágenes trasladando lo abstracto al plano de lo sensorial para que haga su lectura inmediata el lector y le atraiga su expresividad implicándolo en su comunicación? 

¿Habría llegado la hora de la poesía “pura”, es decir, de un texto en el que todas las palabras están hilvanadas para conseguir un tapiz convincente y definidor de una vez para siempre de lo que es la poesía, excluidos términos y temas descoloridos, a fuer de un uso reiterado por quienes no aman realmente la poesía y la utilizan como un desahogo o aprovechándose de éxitos en medio de gentes decisorias, pero ajenas al drama de la auténtica creatividad? No se olvide que hacer poesía con lenguaje heredado es como escribir sobre la copia de un papel de calco.

Pregunta utópica: ¿Llegará un día en que solamente escribirán poesía esencial los genios; claro está que a modo de paradigma, independientemente de la poesía lastrada que se siga escribiendo?

Poesía: lo que se revela como la sustancia de lo humano a través del lenguaje. Vivencias, intuiciones que todavía no tienen explicación en la conciencia y agradecen que unas palabras las saquen a la luz. Parto del concepto por medio de los fórceps de la metáfora para sacarlo a la luz de los sentidos. 

La poesía es el logos del sentimiento, de lo instantáneo, de lo inefable que se nos va por los filos de su aparición. Lo que ya está sabido y lexicalizado, no interesa, o deja de emocionar. La poesía es lo imprevisible, lo que está, por venir, por sorprender, por enriquecer nuestra impronta de sensaciones íntimas que no quieren ser definidas, sino sugeridas, como dijo Mallarmé. Lo universal humano. Lo que gusta a todos y en todas las épocas. 

¿Será eso la metapoesía, como tituló Jakobson, la literaturidad: alusión a los ritmos como ingrediente de la poesía, y a la desautomatización, como propugnó su compatriota Sklovski? (Otra cosa es la difícil y justa sencillez de la expresión popular.)

Es inútil oponerse a la avalancha silenciosa de las novedades estilísticas. Después de la magnitud literaria de Rubén Darío, vienen los primeros libros de Pablo Neruda con una perspectiva nueva- Crespusculario, Veinte poemas de amor... los Poemas humanos de Vallejo. La poesía de Miguel Hernández a raíz de su conocimiento con Aleixandre y Neruda, con sus respectivas odas a los dos.

Después de que el grupo del 27 señalara una nueva cota en la exigencia de la palabra en la poesía española, J. R. Jiménez crea Animal de Fondo y La estación total, registros de una nueva inquietud en el lenguaje poético. 

La poesía de guardia combatirá siempre a la fácil simplicidad con la frase de Homo Sum: “En literatura no basta la sinceridad”.

O sea, no basta con decir cosas interesantes, incluso profundas, o plausiblemente actuales, sino que al poeta se le exige arte en la expresión. La piedra que no entra en el engaste de los cánones poéticos, será respetablemente filosofía, narración, teatro, guión, esquema métrico hábil, pero no joya que encaje en ese engarce que es reto indispensable en el torneo de los decires insustituibles, en el oro que queda en la zaranda después de levigar tanto barro de palabras. 

Ver Curriculum
Curriculum





volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio