• Juan R. Mena



    PENSAMIENTOS (28)

    por Juan R. Mena


541. La historia de la gente es hija del azar y la manipulación. Incluso el heroísmo es sopesado en la báscula de los intereses. Sólo el dinero es libre y esta fuera de toda sospecha.

542. Los instintos subyacen debajo de los buenos modales como el terremoto en el subsuelo de una campiña con bella puesta de sol.

543. El alma literaria busca la poesía en su juventud, la novela en la madurez y el aforismo en la senectud.

544. Sólo cuando se llega a una relativa indiferencia ante el dolor y el placer se puede opinar acerca de la felicidad.

545. No debemos juzgar las obras por el éxito sin antes juzgar a quienes lo otorgan.

546. Buscamos la felicidad, pero la esperanza de encontrarla, nada más que nos da un poco de olvido de la desdicha.

547. A veces, en la ostentación de felicidad hay más de orgullo ante los demás que de fruición a solas consigo mismo.

548. Muchos hombres que se han asomado demasiado a la realidad han sentido morir su fantasía y desde entonces viven en permanente seriedad sombría. ¿No llevarán luto por ella?

549. Vamos buscando las grandes verdades que mueven la vida y, al final, nos damos cuenta de que los que la rigen son los grandes intereses.

550. Tal vez sea inútil buscarle sentido y fin a la vida humana, pero no hay quien renuncie a buscar la felicidad.

551. La esclavitud de las pasiones convierten al hombre en un galeote que rema a contra corriente de su reputación.

552. El mundo tantea verdades en medio de una espesa nube de pareceres, opiniones y certezas provisionales como un jabón que no se ve, oculto por sus mismas burbujas.

553. La felicidad es una invitada de mal asiento; no permanece mucho tiempo en la casa de nuestros deseos.

554. Antes del éxito, al candidato inseguro, lo apuntan como fusileros las dudas y los temores. Después, aclamado, lo escoltan como sonrientes ujieres vestidos de gala.

555. La soledad nos agranda los ecos de nuestros peores y mejores pensamientos.

556. El desengaño nos va quitando terreno de nuestro amor a la vida, pero la defensa del espacio que nos queda nos devuelve la ilusión del náufrago que se siente feliz en un pequeño islote.

557. Quien ha sido pararrayos de las adversidades debe cuidar su idioma de fuego ante los oídos acostumbrados a palabras dulces y confortantes.

558. En cada vida el tiempo esculpe el mismo programa; sólo varía la fecha de acabado. De cualquier manera, todas las estatuas acaban arrumbadas en un rincón del taller próximo al más allá.

559. La fantasía es una discreta vecina que nos sirve de refugio cuando no es posible convivir con nuestra esposa legal, la razón.

560. Sólo quien es libre experimenta convicciones, pero para seguir siendo libre se deshace de ellas.

Ver Curriculum
Curriculum





volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio