Rincón de la Poesía 

Omar Alberto Santos
México






LA ISLA DE MI EDAD



Esperaré a que derrumbes las cruces
que me hacen perder días y caminos,
esperaré a que abras el libro,
y borres del árbol
toda palabra inconsolable,
toda ley que haga respirar
a la estatua.

Esperaré que tu vestidura,
la vejez de tus sandalias,
asomen en la próxima barca,
a que el aroma de tu edad
sea la isla de mi edad.

Benditas manos tuyas porque son creadoras
Porque fueron toques de amor
Toques de amor que acercaron cuerpos
Y te diseminaste
Ahora esparcidas y crecidas
Revolotean por el mundo
A la brisa nueva y joven
Les abren sus esperanzas
Les abren afanes y desvaríos

Bendito tu cuerpo y tu alma
Ese que un día se sentó a recibir un simple elogio
Un elogio del otro lado del mundo
De tu patria vieja
De tu añoranza
En donde se forjó la carta
Vieja carta-enlace
Que aún no se se cierra
Que aún no se escribe completa

Podría reclamarle sí
Reclamarle a la vida
Pero hoy no quiero…
No está en mi talante hacerlo
Estoy plasmando
En el papel escrito
Y en el papel dibujado
Todo lo que siento en este instante
Instante supremo
De nubes y canciones
Que alteran el alma mía










volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio