• RESEÑA de LIBROS

    Un poeta en medio de las olas
    de José Manuel García Gómez

    por Luis García Gil

    ABSALÓN EDICIONES, Marzo 2010

     
    por Juan Mena



josmanuelgarciagomezAbsalón Ediciones ha tenido a bien editar este libro, cuyo autor, Luis García Gil, hijo de José Manuel García Gómez (1930-1994), ha tenido la curiosidad de hacer de esta estructura biográfica una tarea completa que se compone de los siguientes contenidos:

Biografía y contexto de un poeta en medio de las olas
Poesía
Artículos de prensa
Conferencias
Apéndice documental
Bibliografía

En la primera, la parte tal vez más difícil por lo que tiene de acercamiento del lector a la figura del personaje de quien se trata, el curso de su vida en la capital gaditana se nos ofrece con todos los detalles posibles de acumular y ordenar en una sucesión de circunstancias e intervenciones en eventos acontecidos en la ciudad, así como la relación de José Manuel García Gómez con entidades, escritores y autoridades del stablishment político.

En este apartado el lector puede comprobar de qué modo vivía García Gómez la preocupación cultural de su entorno, no solamente por medio de conferencias y presentaciones de autores, sino también por sus colaboraciones en la prensa, el Diario de Cádiz, sito en la calle Ceballos, cerca de la calle Cervantes, en el barrio del Mentidero, donde él vivió su soltería. En este hermoso trajín lo conocimos como en un entusiasta ir y venir, y con ello daba una imagen muy conocida entre sus paisanos. Decir en Cádiz José Manuel García Gómez, era aludir al nombre de un interés inagotable por todo aquello que significara literatura, sobre todo poesía.

En el capítulo de la poesía, la producción poética de José Manuel García Gómez está dentro de una estructura abierta. Sus versos no se alinean en formas poéticas regulares, sino más bien se suceden bajo la inspiración de la espontaneidad, en cierto modo en una senda similar a Vicente Aleixandre, con quien mantuvo correspondencia. Su temática es plural y en ella están presentes el mar de Cádiz, el amor, la fe, el paso del tiempo, la vida de cada día, y en todos sus poemas está presente la claridad del sur. No fue García Gómez poeta inscrito en la poesía social que le correspondía por pertenecer a la llamada segunda generación de postguerra (1955-1970), al menos de manera declarada y persistente con la denuncia y la reflexión como caballos de batalla en el poema.

Siguen sus artículos en prensa entre los que destacan su defensa de la poesía, así como la correspondencia con Zenobia Camprubí, sobre semana santa, en el aniversario de la muerte del filósofo Ortega, sobre cine, Bécquer, Antonio Machado; artículos todos ellos con los que echaba leños en el fuego de la animación cultural, no tan afortunada por aquí abajo como la cultura de manifestaciones populares.

Sigue un Apéndice documental en el que se recoge una variada correspondencia con Vicente Aleixandre, Dámaso Alonso, José Hierro, Rafael Montesinos, José María Pemán, Julio Mariscal, así como un estudio de la revista de poesía Caleta, que dirigió García Gómez, con los autores que colaboran y los títulos de los poemas.

Acaba la obra con una bibliografía en las que figuran obras en las que colabora el autor biografiado y una relación de estudios relacionados con la Poesía del 50.

Hemos de dar la bienvenida a este libro, que nos trae a la actualidad la presencia polifacética de un gaditano notable que escribía poesía y también se interesaba por la poesía de los demás poetas, además participaba en actividades que enriquecían el acerbo cultural de Cádiz y daba con generosidad aliento a los jóvenes escritores que se acercaban a él pidiéndole su valiosa opinión.


A UNA MUCHACHA DESDE LEJOS

Yo no sé qué decirte para que tú me entiendas,
desde lejos, como si amaneciera largamente
y la luz endulzara una a una la sonrisas,
y los ojos, y el alma…

Yo no sé qué decirte…Ignoro la palabra,
la distancia que te vuelva de nuevo.
(Tú irás llenando de racimos las manos
y el sol se partirá en tu nuca
como si fuera un sol primerizo.)

Yo no sé…

No hay un aire para mover tanto pájaro,
no hay claridad, ni labio, ni voz nueva,
para llamar al pino por su nombre.

(Tú irás con tu silencio y tu ternura
rompiendo lunas y soñando ángeles.)

Yo no sé qué decirte…

Las palabras se caen por el viento
y las piñas lunadas amargan en la arena…

Yo espero solamente la anunciación gozosa
de tu ángel, por el camino del desvelo.
(El corazón presiente la promesa
hecha de menciones de primavera.)

Yo no sé qué decirte…

El hombre tiene también un sueño
y un nombre entre las manos,
pero el silencio…

Yo no sé…La voz ya sobra en la palabra.

JOSÉ MANUEL GARCÍA GÓMEZ








volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio