Rincón de la Poesía 

Daniel Allaria Oriol
Buenos Aires - Argentina





De guardia


a Adrián Allaria


Vaya esta vez mi canto a los doctores
de los tantos y tantos hospitales
que caminan con blancos delantales
por pasillos de penas y dolores.

Al convocar a Dios desde lo humano
( el arte de curar no es otra cosa )
veo a Jesús en la frente sudorosa
y en el acto carnal del cirujano.

Comprometió Hipócrates su vida
y tú la comprometes cuando juras.
Pero más la comprometes cuando curas
en la ritual sutura de la herida.

Son más largas las horas que transcurren
por oscuros y grandes pabellones.
Y la noche del médico de guardia
que dormita de a rato en los sillones.

Están quienes transitan por la vida
ocupados de cantos y de flores.
Y están quienes ofrendan sus oídos
al sonido de los respiradores.

Doctores de terapia intensiva
- según los dados que Dios les eche en suerte -
antesalas, a veces de la vida
antesalas, a veces de la muerte.

Allí están en vigilia los Doctores.
No aceptan que la ciencia se termina.
Sueñan un sueño: la nueva medicina
que ponga fin a tantos sinsabores.

Y en el final de todas sus labores
Más allá de medallas merecidas
Hallarán el mayor de los honores
En el cumplir su ley: salvar la vida.










volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio