banner san fernando

 


 

621. En el amor, huir no es siempre alejarse.

622. Las servidumbres terrenales embarran las aguas de la acequia por donde debieran transcurrir los valores humanos para regar la utopía de un mundo habitable.

623. Donde se emociona el corazón, allí se queda algo de él.

624. Traspasar el velo de la ilusión que es la vida, es tan contraproducente como violentar la intimidad de una mujer para conocerla mejor.

625. El dolor enluta las palabras, la confidencia las desnuda y la calumnia las desgarra.

626. La bondad del destino con uno puede ser también maldad para con otro. Es inútil, por eso, que se disfrace de providencia.

627. El silencio es la palabra más prudente; tanto es así que nunca será pronunciada.

628. El silencio y la palabra es un matrimonio siempre mal avenido.

629. Tanto si hablas como si callas te puedes arrepentir, pero no hay otra opción.

630. Dardo la palabra, arco la inteligencia, y la ocasión precisa, la diana.

631. La idea necesaria es la perla y la palabra justa es el engaste.

632. La muerte interrumpe la vida, pero también suprime la memoria de esa vida, que en muchos casos es tan desagradable.

633. A más deseos, más peso en las alas de la libertad.

634. La dureza de la vida nos muestra su verdadero rostro; los otros son maquillajes de las circunstancias.

635. El dolor es la experiencia más real de nuestra vida; las demás experiencias hacen lo posible para olvidarnos de aquélla.

636. Las huellas del dolor no se borran de la memoria. Las de la alegría se esfuerzan en ser paralelas, pero nunca se confunden en el infinito de nuestros deseos.

637. Decir que la vida no tiene sentido es confesar que no se es feliz. Sin embargo, no siempre la felicidad es todo el sentido de la vida, sobre todo cuando está en juego el heroísmo o la dignidad.

638. No pidas mucho a la vida. Goza como el mendigo que, apenas recauda una moneda, va corriendo a comer lo que le alcance con ella.

639. La palabra es, a menudo, un diamante sin pulir y requiere que la pula el silencio.

640. El río del tiempo se lleva todo: eventos, gentes y esperanzas; todo menos, desgraciadamente, la memoria de lo que ha sido.





volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

 

sep

Aviso legal | Polí­tica de privacidad | Condiciones del servicio | Home

fin de la pagina