banner san fernando

 

Rincón de la Poesía


Daniel Allaria Oriol
Buenos Aires - Argentina



Poema

  




I

Quién ha visto al mal en persona ?
Quién pudo ver su rostro verdadero
sin las fachadas y artilugios
que desorientan y confunden.

Cayó un malo. No el mal.
El mal sigue
buscando gente dócil a su proyecto.

Ha encontrado poder en estos siglos
en el dinero.
En la fascinación de la imagen irreal
En la pantalla de luz innumerable.
Adentro de las casas.

Ha devorado familias.
Las ha persuadido de tal modo
que ignoran qué es lo malo.

Anida en corazones coléricos.
En la impaciencia.
En la excitación sin límite
y el desenfreno carente de moral.

Quiebra la norma
y establece su desorden.

Entre tanto
algunos van a misas, a rituales, a santuarios.
Adoran a figuras. Les suplican.
Van a rogar por todo lo que duele.

Tienen la Fe.
A veces no la tienen

De todos modos
es bueno el sólo intento.



II

Alguien que sane, alguien que salve.
Alguien que alegre el tiempo que toca.

Algo que perdure, alguien que perviva.

Dar trascendencia al barro provisorio.
A los trabajos, a los honores.
A los abrazos, a los horrores.


El enemigo- el malo – es invisible.
Hace creer que otro es el que odia.
A los esposos los pone como fieras
y hasta sospechan no haberse amado antes.

Oculto mira.
Jamás muestra su cara.
Promueve luchas.
Se nutre de violencias.

Pobres esposos... se culpan uno a otro.
Cómo decirles que el mal es el culpable ?



Callar la boca, hacer dormir la lengua.
Y no mirar si hay mal en la mirada.
Ceder el turno, la voz, la inteligencia...
todo saber y todo fundamento.

Y cuando el mal
no halle en mi instrumento
se irá de aquí – al menos por ahora –

se irá de mi, al menos de momento.







volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

 

sep

Aviso legal | Polí­tica de privacidad | Condiciones del servicio | Home

fin de la pagina