banner arenaycal

 


 

 Como todos sabemos, el Manifiesto surrealista aparece en París en el año 1924, obra de André Breton. El movimiento llamado dadá parece ser que está en el origen del movimiento surrealista. Esta nueva manera de entender la manifestación artística expresa tanto en arte como en literatura la protesta nihilista que se enfrenta a todos los aspectos que condensaban la cultura occidental.

Lo mismo que en el dadaismo, el surrealismo concede un papel decisivo al inconsciente en la actividad creadora; ahora bien, lo utilizaba de un modo mucho más organizado, si se puede decir así. El automatismo se supone dependiente de lo onírico. Se renuncia al orden racional de lo inteligible para exponer un pensamiento fragmentado e inconexo, como si las imágenes se sucedieran en un sueño. Se niega la ilación de los elementos que constituyen lo real y ello se puede traducir en una sintaxis que rehúye el orden lógico de sus sintagmas. (Para mí un exponente en Literatura española de poesía surrealista en todo su esplendor es el poema de Vicente Aleixandre “Se querían”, al que más adelante le haremos unas consideraciones en esta sección.)



MAR CON MARTILLO DE MARETAS


Pecera delirante las manos de un demente
a lomos de manadas acuáticos ondeos
la ciudad lejanía con esbozos de gritos
a espaldas de la huida troceado el crepúsculo
abismo de neones calzadas horas punta
cláxones muchedumbres soledad qué bien hueles
amo guerras de vientos gong de las estampidas
boca de dinosaurio galope de tormentas
oleajes palestra gigantescos cepillos
acuáticas qué lascas de vidrio los lamentos
masa qué desafío a moldes del planeta
vientre de las especies la marea enarcada
embarazo ondeante parturientos bramidos
desnudas las ideas comprendo mis orígenes
sangre nutricia en lenguas de lácticos reflujos
repunte levitante salobre ubre de nubes
niegan el ojo cíclope incipiente la luna
oráculo de sombras muescas asfixiadoras
ojo de buey de buque del austero infinito
aves dagas cortando los telones del aire
madre de mi prehistoria cuna de mis ancestros
en vaivén dormitaban azules mis orígenes
madréporas la cuna algas de amor las manos
alisios una nana vencedor de naufragios
en el tiempo este hombre anfitriona bonanza
arribar a los sueños litoral de un verano
joyería volantes resplandores delirio
los brazos de la noche te esperan como sueñan
los distantes al mar hervor de vacaciones
sus deseos la fragua crepitante de anhelos
yo vuelta la mirada hacia ti qué heliotropo
a pesar de que crezcan catafalcos de cúmulos
luctuosas fortalezas efímeras sus torres
yo novio de pleamares tu silueta a lo lejos
cabalgador el júbilo la emoción ha estallado
golpea cual tic-tac maretas el martillo
olas como caballos contra la estoica roca
da igual mi corazón sus latidos jinetes
desgañitado amor la orilla que te llama.






volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

 

sep

Aviso legal | Polí­tica de privacidad | Condiciones del servicio | Home

fin de la pagina