banner citas

 

Rincón de la Poesía


Mª Ascensión Rivera Serván
España



¡NUNCA MAS!


  




Una mano
que se estrella,
sobre una espalda
desnuda,
que antes acariciaba.

Una mujer quieta,
menuda,
a merced de la fuerza
que, paralizada
se ofrece.

Unos brazos que
angustiados
se mecen
hacia ambos lados.

Golpe tras golpe,
se esparcen
los rencores
de un ayer errado,
los errores,
de todo un pasado.

Tras ellos, el silencio
de una queja
que muere,
antes de surcar el espacio.

Unos dientes, que al apretar
se muerden,
sangrando los labios,
muy despacio
ante el dolor
que siente.

Surcos que se dibujan
profundos,
piel que se desprende
casi a tiras.

Sangre que mana
de las heridas,
a borbotones.

El, acelera de su corazón,
los latidos.
Hambre malsana
risa de hiena,
perdida la razón y
en verdugo convertido,
ahora la mira
sin ver ya nada.

Ella, suspira
y como puede,
se desliza
hacia un rincón
y de allí no se mueve.

¡Otro día más,
otra paliza!
y ¡cuánto duele!

El tiempo se detiene
por unos instantes
mas toda una vida
está presente.

El, con la mirada
que yace apagada
en un rostro ahora sin furia,
se aleja,
arrepentido.

Ella, temerosa, espera
que el eco de sus pasos
se apaguen.
Humillada y temblorosa
se grita
que esta será
la última vez
¡que él le pegue!

Fueron lentos
los minutos,
eternas las horas.
Silencio entre los dos,
ahora,
y también a su alrededor.

¡Nadie vio nada
ni tampoco oyó!.





                      Curriculum de la autora






volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

 

sep

Aviso legal | Polí­tica de privacidad | Condiciones del servicio | Home

fin de la pagina