• RESEÑA de LIBROS

    Romancero constitucional...
    de Ramón Luque Sánchez

    SOCIEDAD FILATÉLICA GADITANA 2012

    por Juan Mena


ROMANCERO CONSTITUCIONAL DE LA ISLA DE LEÓN 1810-CÁDIZ 1812

Romancero constitucional 194Como dice el autor en A MODO DE PRÓLOGO, este poemario que “representa el intento de homenajear a una época y a unos hombres y mujeres que vislumbraron un futuro sin las ataduras del poder absoluto…”, se edita en un tiempo en que la sensibilidad ciudadana está más preparada que nunca para escuchar de boca del poeta, como si fuera un romance de ciegos, esta proclamación de la libertad del pueblo para modernizarse a través de sus representantes políticos.

Por medio de un romancero de aproximadamente 600 versos octosílabos fragmentado en romances con diversas rimas, el autor nos va contando la historia de la resistencia de las dos ínsulas gaditanas ante los franceses, empezando por el dos de mayo en Madrid, así como la inquietud esperanzada del embarazo de la Constitución en la mente de aquellos en quienes el pueblo confió su destino.

Licenciado en Geografía e Historia y profesor de esta misma disciplina, el autor ahonda en las esencias de la libertad vinculada a esa etapa histórica que canta mucho más allá de un pregonero de plaza: “Vino gente de Castilla, / de Aragón y las Américas, / las Filipinas también / levantaron su bandera. / Se trataba de encontrar / nuevos proyectos e ideas / que alejaron al francés / de nuestra bendita tierra…”

A tenor de su licenciatura en Historia, hemos de decir que Ramón Luque, por una experiencia pedagógica añadida a su propósito de narrar en verso estos acontecimientos ya bicentenarios, se nos presenta como un español de aquellos tiempos, y como jienense que tiene en su oído genético los rumores de la batalla de Bailén, pone su alma en esta labor casi docente de enseñar deleitando, como querían los clásicos: “Sin darle tregua al descanso se construyeron defensas / utilizando ilusiones / y las piedras ostioneras. / El gran Diego de Alvear, / buen militar y estratega, / hizo de la Isla y Cádiz / una recia fortaleza…”

Su comienzo tiene sabor de plaza en la que se despliega la emoción juglaresca: “Escuchen con atención, / que venga el alma festiva / para saber de una historia / ocurrida en la Bahía. / Vengan los hombres de bien, / mujeres de valentía, / que los hechos que aquí narro / orgullo son y alegría / de un Cádiz trimilenario / cuna de paz y justicia…/

Por esta misma razón, el autor va narrando hechos trascendentales acaecidos en la península -con énfasis en la famosa Batalla de Bailén, tan decisiva para la futura derrota de los galos- y en Cádiz y su entorno, muy especialmente -por ejemplo, la Batalla del Portazgo-. Rememora algo del pasado de Cádiz, como el saqueo de los ingleses, así como su anecdotario callejero, donde no faltan “los duros antiguos” ni el inolvidable “Tío de la tiza”.

Escrito en clave de épica popular, Ramón Luque, compañero de la Tertulia Río Arillo e inquieto colaborador de Radio la Isla, en compañía de miembros de la Tertulia, nos ha dejado, como si se tratara de un testamento que nos llegara de aquel dramático entonces, un memorial de los antecedentes, circunstancias y contenido parafraseado de la Constitución de Cádiz, la famosa ”Pepa”. Ilustrado con fotos de la Isla y de Cádiz que sirven de referencia inexcusable, este romancero queda como testimonio de un hecho histórico que en estos dos años presentes emerge como un iceberg de gozo y seña de identidad de un pueblo que quiso ser libre y gobernarse con sus propias leyes, porque ”No puede callar el pueblo / lo que grita el corazón, / un coro con sus latidos / pletóricos de ilusión”.








volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio