• M. Winocur

    LA PLUMA ALEGRE

    En lugar de bombas, helados de fresa

    por Marcos Winocur


La vida tiene mil y una cosas que brindarnos, unas buenas, otras no tanto y unas terceras francamente abominables a cuya cabeza se ubica la muerte, como así las diversas formas de sufrimiento. Una es, que sepamos, inevitable, la extinción de todo organismo vivo, llamada muerte.

Ahora bien, cuando de apresurar su llegada se trata, se llama suicidio.

Hay quienes piensan que vivir es esperar la muerte. No. Vivir es vivir. Todo esto es bien conocido, la vida existe para dejar de existir, la vida existe para la muerte. Y en esa contradicción estamos atrapados. Ir más allá significa apostar a la inmortalidad, que la medicina o los dioses nos llevarán a ella, y que ella será buena.

Se me ocurre que el suicida necesariamente es una personalidad pesimista, es decir, que concluye así: Lo peor está por venir. Y piensa en la bomba atómica o en el fascismo resucitado como fundamentalismo o neonazismo. En fin, los que creemos en el futuro, que lo mejor está por venir, apostamos a la evolución. Todo cambiará y en lugar de las bombas me comeré un helado de fresa.

El suicida ve desplegarse ante sí un mundo de novedades. Y las preguntas surgen. ¿Vale la pena quedarse a esperarlo? ¿O mejor acabar con todo de una vez?

Yo me quedaré por lo menos hasta terminar mi helado de fresa.

Ver Curriculum
Curriculum





volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio