Rincón de la Poesía 

Joaquina Oliva
Madrid







Espinas



Íbamos andando por el bosque.

El suelo estaba cubierto de hojas y espinas.

Nos quedamos dormidos
y al despertar, miré a mi alrededor,
¡te habías ido!

Me amarga la boca pensar en ti,
a esa miel agria que tú me das cuando
en mi mente estás.

Me siento desfallecer, de esas espinas
tuyas que me clavaban, aunque decías sin querer.

Soy como una barca a la deriva, me ahogo,
me muero, me asfixio...

Sigo andando. No quiero mirar para atrás.

Tus pasos los siento, pero ahogarme otra vez
no quiero. Siento tristeza y quiero ver
el sol. Hay matorrales que me arañan.
Los arbustos también.

Corriendo voy. Todo me duele. Me tropiezo,
me caigo, me levanto. Quiero salir de aquí.

Los árboles me miran y no encuentro la salida.

Se ven los reflejos del sol. Me deslumbran y
quiero cogerlos. Voy hacia ellos, pero, cuanto
más ando, menos encuentro el camino que quiero.

En ti pensar no deseo. Me confundes, me avasallas.

La vida la quiero vivir. Algún día te quedarás
dormido en mis pensamientos y yo te diré,
levántate y anda. Sigue tu camino de espinas.

No iré contigo.









volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio