• Alfonso Estudillo

    La Voz de Arena y Cal

    Hágase la luz

    por Alfonso Estudillo


Eso dijo Dios el primer día tras crear el Cielo y la Tierra: "Hágase la luz". Y la luz se hizo. Y luego puso Dios el Sol para señorear el día y la Luna y las estrellas para presidir la noche. Y los hombres, aquellas criaturas que creara a su imagen y semejanza, tuvieron luz y calor para ejercer sus trabajos durante el día y penumbras para el descanso de las noches. Y de esta manera, sus vidas, de forma consustancial e indisoluble, quedaron unidas para siempre a la extraordinaria maravilla que Dios creó para ellos y a la que llamó Luz.

Pasados los años, avanzado el hombre y evolucionado en vidas y costumbres hasta llegar a lo que dieron en llamar civilización, Don Fulano, poderoso señor, cuasi dios de los horizontes terrenos, cuya divinidad y poderes le venían por un ingenioso invento de sus antecesores llamado dinero, en tanto contemplaba la espléndida luz del sol destellar sobre las aguas del río, le dijo a su acólito más próximo y fiel: "Quillo... ¿Tú te imaginas el chollo que tendríamos si le vendiéramos todas estas maravillas que tenemos aquí a tóa la caterva? Te imaginas toda esta energía que nos brinda el sol, las aguas y los vientos convertía en electricidad... y que en lugar de velas y carburos se alumbraran por las noches con rayos de sol metíos por cables, y que pal trabajo en las fábricas y talleres, en lugar de animales de tiro y máquinas a vapor le pusiéramos un cacharro que convirtiera los calambres en fuerza... Y, además, llenarle la vida de aparatitos como la radio, la televisión, la lavadora, la nevera... y no te hablo ahora del ordenata, el móvil o la tablet porque todavía tengo en trámites parte del invento, pero eso lo tenemos funcionando a toda pastilla en menos que canta un gallo... ¿Te imaginas tor mundo enganchao a estos chismes y sortando pasta por un tubo? Y, además, a como nos sarga del pito...

Justamente. Porque los dueños del cotarro lumínico -sin olvidar a sus fieles y devotos feudatarios que se encargan de la gobernanza y de conferir santo y seña de legalidad a todo cuanto hagan- nos venden "la luz" de esa manera tan explícita.

"No dudo que en muchas normas eléctricas el sector ha tenido influencia (...) pero ninguna de las medidas adoptadas se ha hecho siguiendo el interés particular sino el interés general." -afirmaba el ministro del ramo, señor Soria, en declaraciones hechas días atrás en los desayunos de TVE.

Como ven, el señor ministro de Industria "no duda" -es decir, reconoce- que "en muchas normas eléctricas el sector ha tenido influencia...", lo que es tanto como reconocer que las eléctricas han tenido y tienen -y seguirán teniendo- potestad para configurar sus indescifrables y abultadas facturas tal y como -aludiendo a la gran autoridad de su pito- señala más arriba el señor Don Fulano. Ello desvirtúa un tanto lo que continúa en su perorata, por lo que la poco objetiva frase de "interés general" podría interpretarse por "los intereses comunes de las eléctricas y del gobierno". Lógico, por otro lado, puesto que tanto el señor ministro como los demás responsables del gobierno, conscientes de su alta responsabilidad, están obligados a velar por la continuidad de sector tan esencial y valioso como el eléctrico en la creación y mantenimiento de puestos de trabajo. Es, sin duda, una de las actividades más importantes y rentables para la actual economía nacional ...y más prometedoras para el futuro. (Y para que no piensen mal, observen cómo omito aquí ex profeso la lista -enorme y sorprendente- de ex presidentes, ex ministros y ex altos cargos de los diferentes gobiernos democráticos habidos hasta la fecha que, tras finalizar sus cargos, han tenido o tienen puestos extraordinariamente bien remunerados en las plantillas de asesores o de gestión de las diversas empresas del sector eléctrico. En Internet hay muchísimos sitios -con datos bastante bien contrastados y con indicación de cargos y retribuciones- donde pueden verlo. No obstante, si ya les pica la curiosidad, pueden echar un vistazo aquí mismo: http://www.suelosolar.es).

Explicar todos y cada uno de los conceptos por los que se rigen empresas eléctricas y Gobierno para cifrar la factura del consumo eléctrico en España es materia que sólo está al alcance de unos pocos expertos. Y es verdad que a la maraña de costes de producción y distribución se añaden otros, como subvenciones y  primas a las renovables, el presupuesto de la Comisión Nacional de la Energía, lo del llamado déficit de tarifas, impuestos (doble imposición: impuesto sobre electricidad y, luego, el IVA sobre el total), etc., etc., pero, aún así, podríamos tener unas cuentas claras si las grandes empresas eléctricas, Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP España y E-ON España -todas ellas integradas en Unesa-, más sus colegas estatales -tan negados a luz y taquígrafos como los primeros- permitieran una auditoría de costes; imprescindible revisión contable que, según la "Plataforma por un Nuevo Modelo Energético", que presentó 200.000 firmas ante la Comisión Europea para solicitar una auditoría de costes en España, fue rechazada sin más explicaciones por el Gobierno (El Confidencial Digital, 14-12-2013).

En el recién terminado año 2013 ha habido cuatro subidas en el recibo de la luz. Y comienza 2014 con un nuevo incremento (que las eléctricas, tras repartirse el pastel de la última subasta al más puro estilo Don Fulano, pretendían entre el 10 y el 13 %, y que, sorprendentemente, por intercesión del Gobierno y sin que se nos haya explicado la increíble regla de tres usada en los argumentos, parece que será rebajada a sólo un 2,3 %). Una "leve" subida que, para no quebrar el hilo de la historia, continuará su escalada a lo largo de todo el año.

España -como también va siendo parte de su historia- es el tercer país con el precio de la electricidad más alto de la Unión Europea, tan sólo por detrás de Malta y Chipre (según datos de Eurostat de 2013), y uno de los que mayores aumentos han sufrido en los últimos años. La razón de esta carga energética para las familias es, según las asociaciones de consumidores, que no existe competencia.

"Ni vergüenza...", añaden los españolitos de a pie. Porque la subida -ésta y las que le siguen- no es para todos los usuarios, lo que suben es la llamada Tarifa de Último Recurso (TUR), modalidad que afecta a hogares y pequeña y mediana industria que suman alrededor de 20 millones de consumidores. Porque las grandes empresas consumidoras de mucha energía: siderurgia, acereras, sector del automóvil, cementeras, etc. (AEGE), en el supuesto de que les pretendieran colar la embestida, pondrán -como otras veces- el grito en el cielo, clamarán en cámaras y parlamentos, en los medios terrenos y en el cenáculo de los dioses, y amenazarán con paros e interrupciones, con cierres y despidos masivos, con las siete plagas... y al final conseguirán hacerle entender a sus colegas y primos hermanos que lo que no es, no es, y además es imposible.

No vamos a entrar en describir las calificaciones que nos merece tan absoluta falta de claridad en todo cuanto atañe a suministro tan necesario -innecesarias por sabidas-, pero lo que sí tenemos todos bien claro es que el sector energético español necesita con toda urgencia una auténtica reforma. Una reforma que hiciera saber con exactitud la capacidad de generación que tiene el país, el costo real de las diferentes fuentes (hidroeléctricas, nuclear, carbón, gas y petróleo, renovables, etc.), la dependencia energética del exterior, el modelo energético que se quiere seguir, etc. Y, por supuesto, revisar el modelo de subastas CESUR -con especial atención a la intervención de Banca, agentes financieros y demás intermediarios- y controlar estrechamente cuantas operaciones se realicen en el sector al objeto de evitar cualquier tipo de prácticas que hiciera pensar a los consumidores en la existencia de un trust o mafia y la certeza de un verdadero y omnipotente Don Fulano que controla todo cuanto se hace como le sale del pito.

Que la tan privilegiada señora del César no sólo debe parecer honrada sino, además, serlo.

Ver Curriculum
Curriculum





volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio