• RESEÑA de LIBROS

    En la loma no se puso el sol
    de Manuel Pérez-Casaux

    PUNTO ROJO libros, 2013

    por Juan Mena


En la loma no se puso el sol, portadaReseñar la trayectoria de Manuel Pérez-Casaux como dramaturgo, novelista y poeta, actividades literarias ampliamente reconocidas, daría para largo, desde el primer Premio de Teatro del Festival de Sitges en 1973, hasta la concesión de la Medalla de Oro de la Provincia por parte de la Diputación, pero hemos de recordar que nació en El Puerto de Santa María en el año 1929 y que es licenciado en Filosofía y Letras, Sección de Germánicas, por la Universidad de Barcelona. Su andadura vital y literaria consta, abreviada, en la contraportada del libro reseñado y a ella remito al lector curioso.

Ciñéndonos a la novela corta presente, diremos que el autor le regala a su longevidad una obra narrativa incardinada en Chiclana de la Frontera.

Se trata de una novela corta de texto de fácil lectura, que nos narra, según su autor la “verídica historia del ignorado héroe Crisóstomo José de la Banda Hernández, seductor de monjas en Chiclana y adalid en tiempos de mucha calamidad”.

El telón de fondo de la historia lo constituye la batalla de Chiclana que, como se sabe, tuvo lugar el 11 de Marzo de 1811. La novela consta de dos partes qua se complementan para contar la historia de los dos principales personajes: Crisóstomo y la marmitona o auxiliar de la cocina del convento de Jesús Nazareno de Chiclana. El primero es un aventurero que ha escapado de la Cárcel Real de Cádiz y seduce a la marmitona con la que contrae matrimonio en una falsa ceremonia, ayudado por otro sujeto también fugado de la justicia.

Tras diferentes episodios, los fugitivos se hacen de una pequeña corbeta deteriorada y abandonada en el Arsenal de La Carraca. Con ella pretenden hacerse a la mar y ejercer la piratería. Sin embargo, al observar con curiosidad los preparativos de los franceses, que, una vez que han invadido Chiclana, acaban de situar una gran batería de cañones en la playa de La Barrosa, los fugitivos se sienten patriotas y héroes.

Calculan que los mandos franceses pretenden hacer frente a las fragatas británicas que navegan frente al litoral, y de las que posiblemente desembarquen gente armada para atacar las líneas francesas. Los británicos, junto con tropas alemanas y portuguesas, se han declarado contra Napoleón y se sienten unidos al destino de los españoles.

La batalla comienza una vez que las fuerzas francesas se sitúan en la llamada Loma del Puerco en disposición de arrasar al ejército aliado, pero tras varias horas de combate y una terrible carnicería, los franceses se declaran vencidos, si bien no se retiran de Chiclana sino que se quedan en el pueblo con intención de vivir allí para siempre. Tuvo que llegar el General Soult para convencerlos de que habían perdido la batalla y que deberían salir hacia los frentes de combate donde el Emperador necesitaba su auxilio.

Dado que en la loma no se puso el sol, ello nos recuerda dos citas históricas que podríamos relacionar con el título. Por una parte, el pasaje bíblico de Josué dando órdenes al sol y a la luna para que se detengan en Gabaón y en el valle de Ayalón respectivamente, y por otra, el título de la obra del teatro modernista En Flandes se ha puesto el sol, de Eduardo Marquina.

La lectura de sus ciento cinco páginas se sucede con interés y amenidad, debido a una sencillez narrativa adecuada al motivo de lo que se cuenta y al desarrollo de la acción en un texto en que los personajes y las circunstancias de sus vidas se enhebran en una época que ha quedado en nuestra historia provincial como un recordatorio de heroísmo y calamidades.









volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio