Rincón de la Poesía 

Manuel Mejía Sánchez
Ciudad Real







HOMENAJE EN HONOR AL EXCELENTÍSIMO SEÑOR DON ADOLFO SUÁREZ GONZÁLEZ, PRIMER PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE LA DEMOCRACIA ESPAÑOLA, DESPUÉS DE LA DICTADURA

Hoy de luto está España, porque ha muerto
un hombre de raíces muy profundas,
que presidió el Gobierno del País
elegido en sufragio y en las urnas.
El Rey ya pensó en él, porque sabía
que era un hombre de bien, de causas justas,
de fuertes convicciones para unir
en consensos a gentes, sin disputas
o las menos posibles, consiguiendo
arrancar del País la Dictadura
de casi cuarenta años de presiones,
de grandes sacrificios y penurias,
traídas como lastre de una guerra
civil y una posguerra amarga y dura.
Cuando a Franco le llega la hora y muere,
había que salir de la penumbra
inyectándole brillo a nuestra España,
que hacerlo había, sin lugar a dudas,
¡ y he aquí el generador que en marcha a puesto
junto al Rey y unos pocos que se agrupan
y haciendo de rotor y de estator
nace una viva luz que al País alumbra,
con una Democracia deseada
para dejar atrás a tanta hartura
de estar bajo ese yugo militar
atados con sus fuertes ligaduras,
y arrinconar así ríos de penas,
de dolores y angustias mil lagunas,
donde el pueblo se ahogaba diariamente
en el gran socavón de su angostura.
Este hombre quiso hacer muchas más cosas
además de quitarnos la coyunda,
e hizo lo principal junto al Monarca,
se prestaron uno a otro gran ayuda,
la democracia vino gracias a ellos,
este dúo inició su singladura
montados en el barco que era España,
ellos y sus remeros lanzan juntas
las palas de sus remos en el mar
tratando no perder la coyuntura
de que el País tuviese democracia;
¡y sí señor, la tuvo y se consuma!;
y comienza a rodar en tierra firme
por nuestra piel de toro, y con la albura
suficiente para ir viendo el camino
no exento de algún bache y ciertas brumas,
que venía con vientos del pasado
procedentes de vahos de la alta alcurnia
y de otros similares del ayer
que fueron apeados de la burra
y ahora ir andando, mucho les costaba
y tendrían que hacerlo sin escusa.
¿Podéis imaginaos quienes eran
y como valorar su catadura?,
pero cierto y verdad que si tenían
raíces en España muy profundas;
y esto les daba fuerza y poderío
para entrar en el brete sin mesura
al Presidente electo Adolfo Suárez
aun habiendo nacido de las urnas.
Manera de evitarlo, decidió
dimitir de su cargo y se apresura,
a dejar los ramales del País
para que no sufriera rozaduras.
Él amaba a su patria y a sus gentes
y verlas no quería en apreturas;
y al fin lo consiguió y hoy bien merece
¡un “VIVA” excepcional por su bravura!


¡VA NUESTRO ADIÓS, QUERIDO PRESIDENTE,
SE LLEVA LOS HONORES MERECIDOS,
EN ESPAÑA ESTARÁ SIEMPRE PRESENTE…!










volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio