Rincón de la Poesía 

Joaquina Oliva
Madrid







Asedios al débil



Mirando al cielo y pidiendo
clemencia, esperan la tormenta
que a pasos acelerados les llega,
abriendo los brazos para que los
rayos al suelo no caigan.

Van por las calles cabizbajo e
impotentes, y dándoles
vergüenzas, porque les piden
lo que en este momento no
tienen.

Los acreedores vienen para
recaudar. Ellos se esfuerzan
para poder apoquinar. Suben
las escaleras, y en el tercer
peldaño vuelven hacia atrás, y así
intentan ir subiendo pero
siempre abajo están.

Las gradas cada vez se ven
más altas, sin poder nunca llegar
al final, para comer, sopas de
letras, que es lo único que les dan.

El viento entra por todos
lados del hogar, de ese hogar
tan triste y mísero, que tienen
para estar.

Saben que pocos días en la casa,
pueden estar. Ellos se agarran
a las paredes para poderse
quedar.

Todas sus vidas, ahí están.
Escondido en los armarios
todo se quedará. Lo escriben
en las paredes y así nadie lo
olvidará jamás. El pozo está vacío
sin agua para nadar. Solo el amor
los sujetan para que los puedan
de ahí sacar.










volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio