Rincón de la Poesía 

Manuel Mejía Sánchez
Ciudad Real







EL INFELIZ “URRAQUILLO” QUE SE CAYÓ DEL NIDO


Un “urraquillo” cayó
del nido, que en una rama
de un olmo negro en Begoña
en el Madrid de los Austria,
en una tarde de Junio
el viento la columpiaba.
El pequeño volantón
tras la caída impensada,
nada más tocar el suelo
comenzó a mover las alas,
pero al estar en cañones,
tan sólo se desplazaba
en torno a un pequeño espacio
sin que marcharse lograra.
El llegar después los padres
al nido y ver que no estaba
¡el “urraquillo” pequeño,
el hijo de sus entrañas!,
a revolear comienzan
hasta que su piar captan,
al ver al animalejo
y el estado en el que estaba,
desde las ramas del árbol
en picado ambos se lanzan,
e intentan recuperarlo,
al primer intento fallan
por haber gente muy cerca
y aquello no les gustaba,
hacen un segundo intento
de forma desesperada
porque su “urraquillo” chico
su pío, pío aumentaba
tal vez porque hambre tenía
o añoraba su morada,
o puede que las dos cosas
a un tiempo se le juntaran.
Pero lo cierto y verdad
¡que, aquello era una “pasada”,
ver como aquella pareja
el urraco con la urraca,
cada animal con su pico
agarraron por las alas
al “urraquillo” pequeño
llevándoselo en volandas
a unos arbustos cercanos,
porque el olmo en donde estaba
su nido, casi en la copa,
de momento no lograba
conseguir la peripecia
del traslado, les faltaba
tener más concentración,
que, espero que la lograran
cuando cayera la tarde
y nadie les molestara!
Entonces recuperados
para realizar la hazaña
que lograrán, no lo dudo;
y vuelto el trío a su casa
sigan el ritmo normal
cual si no pasara nada


¡VIENDO UN EPISODIO DE ESTOS
TE HACE BIEN REFLEXIONAR,
DE LO QUE ES LA VIDA EN SÍ
Y COMO SE HA DE AFRONTAR…!










volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio