Rincón de la Poesía 

Juan Mena
San Fernando (Cádiz)






CARISMAS DE UN DESTIERRO (ANTONIO MACHADO)


Guarda el dolor, lo calma, lo adormece, lo arropa y mima como a un niño enfermo, y esta hora que linda con la noche no es llanto, no es sonido de elegía, sino un eco de todo cuanto deja, una mano ancestral que lo retiene, que golpea su espalda y lo sacude como se zangarrea una guitarra.

Porque es amor y no resentimiento lo que le desordena la mirada, lo que le desbarata las ideas y hace crujir de pena las palabras, un amor que le ahoga como una oculta sierpe que silba España, que le muerde España, y sobre el hombro, como un lento abrazo, emocionada lleva la penumbra, le acompaña un adiós interminable, una afectuosa lluvia de recuerdos que le cala la piel de su nostalgia y le pone encendidas cicatrices cuando otro amor que pareció dormido, ahora en el alzamiento de la sangre, le hace mirar desde los Pirineos hacia atrás, más azul la tarde cruenta.

¿Estará en paz aún el alto Espino,
el alto Espino donde está su tierra? *



* Recuerdo de Leonor Izquierdo, su esposa,
  enterrada en el alto Espino en Soria.


Los espejos preferidos (1999)









volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio