Rincón de la Poesía 

Dean Simpson
Boston, EE.UU.







Jesús en un calcetín



Papa Noel, tráeme Jesús este año,
y pónmelo en mi calcetín, ése que
tengo colgado de la chimenea en
Noche Buena, para cuando me levante
me esté esperando en mi salón, en
lugar de juguetes, que juguetes no quiero,
y tampoco sé si me los merezco, o si
es carbón lo que tienes en tu lista
para mí, pero de igual manera tráeme
Jesús, no porque lo merezca o no
lo merezca sino porque quiero verlo,
y pónmelo en el calcetín solito para
que tenga más espacio y para que esté
más cómodo mientras espera que me
levante, para que no roce contra otra
cosa, contra un juguete, que no
quiero en primer lugar porque los
juguetes distraen y abarrotan la casa,
o contra el carbón porque el carbón
lo dejaría todo sucio y luego se
tendrá que duchar y aplazar nuestro
tiempo juntos, y no me traigas una
réplica ni una imagen de Jesús porque
quiero el Jesús de verdad, quiero
verlo aunque sea su cumpleaños,
aunque esté muy ocupado él, eso lo
pido, aunque sea ese día suyo, porque
creo que después de dos mil cumpleaños
estaría un poco cansado de tantos
árboles encendidos como luces, como
velas esparcidas por el mundo en
esta gran tarta de cumpleaños suya,
que me lo traigas y lo pongas en el
calcetín, que apagaré las luces del
árbol para que pueda dormir un poco,
en ese día tan suyo, que muchos han
olvidado, igual que tú quizás, que tú,
Papa Noel, y no tendrías trabajo si no
fuese por él, sabes, pero yo no se
lo diré a nadie, así que tráemelo
por favor y métemelo en el calcetín,
como un pesebre, allí cómodo estará
como estuvo hace tanto tiempo en
aquel establo, pero en este caso no
habrá ni pastores ni reyes para verlo,
porque todos han muerto, pero yo, yo
estoy todavía vivo, y por eso quiero
verlo este año después de tantos año
sin pensar enél, antes de que yo muera
también, quiero verlo cuando me levante,
sólo él y yo en mi salón, que se quede
conmigo el tiempo que pueda, y luego,
si es necesario, puede irse con los magos
cuando lleguen después, o a lo mejor no
querrá irse, no sé, pero tráemelo por
favor, y si no me lo traes, prefiero el
carbón para por lo menos calentar la casa
y esperar a que me lo traigas el año que
viene.










volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio