Rincón de la Poesía 

Federico Prestía
Argentina







Manos

Un niño come pena y tierra,
y yo, almuerzo el rostro de mí,
los nuevos arrabales están llenos de comidas de cartón,
y yo, tengo miles de noches inconclusas,
ya no puedo olvidarme de recordar
o recordar que debo olvidar,
nuestras vidas son como esfuerzos inútiles de sentido,
ordenados de menor a mayor,
siempre con la razón como parabrisas
para que el viento no moleste las cosas allá adelante.
No sueltes el timón,
con tus manos puestas aún allí, la deriva parece tener
sentido.



Fracasos

Los fracasos son crímenes del tiempo
y el corazón es el músculo de los sentimientos,
que cada alma al volante les da sentido,
que en realidad no hay a dónde ir,
que solo se auto-siente para acercarnos a las cosas.
La cotidianeidad lima las acciones,
la necesidad y el drama de sentirse querido,
la atomización de generaciones enteras,
los interminables ruidos internos,
la supervivencia para la nada.
Pero el sentir se sigue acercando a las cosas,
sin resignación todo es como no es,
como debería haber sido,
atrapados en la nada del mundo.
Las lágrimas, ese increíble fenómeno que descarga tristeza,
el dolor del tiempo y del día a día,
mi soledad y la de los otros,
el silencio y la noche,
la hermosura del mar y del viento.
La vida atrapada en instantes,
no se puede huir, no hay dónde,
la noche cierra los ojos,
el día inútil de la humanidad amanece.










volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio