Rincón de la Poesía 

Osvaldo Ulloa Sánchez
Santiago (Chile)







LA AUTOPSIA


En esta noche en que estoy solo
y no podía dormir a causa del calor
(que rima con dolor)
me hice la autopsia
con un escalpelo me abrí desde la garganta
hasta los genitales
el corazón tenía huellas de abandonos
de perder para siempre mujeres que amé
de sufrir humillaciones como oscuros cielos
de padecer la cruz cruel sin resurrección
pero también encontré una pequeña luz intensa
como la semilla de una estrella a punto de germinar.
Miré los pulmones no eran de cartón
como los de un minero enfermo de silicosis
pero sí estaban marcados por las huellas
de suspiros que me tuve que tragar
para no pasar por sentimental.
Entre los alvéolos quedaban huellas de un aire puro
tenía las marcas del aire limpio
de los bosques de mi infancia.
Después abrí mi cabeza
examiné el cerebro hallé partes
que hace tiempo estaban muertas
también habían recuerdos que siempre quise olvidar
pero entre las circunvoluciones de la masa encefálica
había una idea de Dios y ella era inefable.
Finalmente me acordé del poema de Vallejo
que dice que el cadáver estaba lleno de vida
entonces me levanté como un sobreviviente de mil guerras
decidido a no morir hasta que me llegue la muerte.












volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio