Rincón de la Poesía 

Edith Lozano-Pozos
Skokie, Illinois (EE.UU)







Oppressive Society


Madre, nuestra cárcel fue lo doméstico
la casa misma de la domesticidad
la caza de una casa donde vivir amada y aceptada
la segura cárcel de unos amantes brazos
supuestos aliados en pacto tácito de amor
rechazadas desde el vientre
hemos surgido más de tres generaciones
de mujeres malviviendo a causa del odio
traición y sometimiento
liberémonos madre de los brazos opresores
del amor que no lo es
ahora vos madre que no fueras mi madre,
has sido liberada por la hermana muerte
tuviste que esperar que ella viniera
para desatar tu nudo del rencor y la violencia...
¡Has sido vengada reina madre!

Madre mía, Reyna mía,
aliada que se me negó en vida,
lo serás en la muerte
porque a través de ti supere la asfixia
cuando al marido-padre torturador compañero
lo ahorque con el lazo indestructible de conciencia
al que tanto nos insultó
le hice caer en la trampa inexpugnable de su vómito
Madre mía, ¿cómo es que vivimos las mujeres?
creímos y crecimos
en el total desconocimiento de nosotras,
no supimos quiénes éramos
ni siquiera como éramos…
no nos conocimos en cuerpo
mucho menos en alma
¡Ah! la casa que no es más que la trampa
del amor doméstico
cárcel casera que asfixia o mínimo te ahorca
en el nombre del deber y del amor
¡Estáis vengada madre!









volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio