• Benedicto Cuervo Álvarez

    Biografías

    Entrevista a Robert Pinsky

    por Benedicto Cuervo Álvarez


Robert Pinsky 1

Robert Pinsky


ENTREVISTA AL POETA NORTEAMERICANO ROBERT PINSKY.

Robert Pinsky, nació el 20 de octubre de 1940 en Long Branch, Nueva Jersey, Estados Unidos. Es poeta, editor, crítico literario y traductor. Es doctor en Filosofía por la Universidad de Stanford, donde fue miembro Stegner en escritura creativa. Da clases en el programa de posgrado de escritura de la Universidad de Boston y es editor de poesía de la revista Slate. Vive en Cambridge, Massachusetts.

Pinsky es autor de 19 libros de poesía. Dentro de su extensa obra poética caben destacar, entre otros, títulos como: Sadness and Happiness (1975), An Explanation of America (1981), Dying (1984), Shirt (1990), Jersey Rain (2000), Samurai Song (2001), Gulf Music (2007), Selected Poems (2011) y su amplia antología Ginza Samba (2014).

En 1997 fue nombrado poeta laureado de los Estados Unidos tres veces consecutivas hasta el 2000 y consultor de poesía de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos. Durante esos años Robert fundó el Proyecto poema favorito, un programa dedicado a celebrar, documentar y fomentar el papel de la poesía en la vida de los estadounidenses.

La característica principal de la poesía de Robert Pinsky, desde Sadness and Happiness (“Tristeza y Felicidad”), de 1975, hasta Selected Poems, de 2011, y de la que Ginza Samba (amplia antología, 2014) es su proyección omnicomprensiva en la realidad. Los versos de Robert Pinsky se expanden por todos los rincones de lo existente, y lo abrazan, lo manipulan o lo desmienten. No temen a nada; no descuidan nada: cualquier cosa puede ser objeto de un poema; todo, aun lo más nimio o feo, es digno de ser cantado.

Sobre su obra, el poeta Louise Glück ha dicho: “Robert Pinsky tiene lo que creo que Shakespeare debe haber tenido: la destreza combinada con la mundacidad, rapidez deslumbrante del mago fusionado con sutil inteligencia, el gusto por las tareas y asignaciones a la que elabora soluciones ingeniosas”.

Por su parte Luis Alberto Ambroggio dice de la obra de su amigo Pinsky que: “Es el último de los poetas “cívicos” o “públicos” de su generación, nos conduce de una forma innovadora a la infinidad de posibilidades que ofrece el lenguaje poético, con la constante creación y ficción de metáforas, alegorías, asociaciones, recurrencias etimológicas, datos en apariencia autobiográficos o perspectivas vivenciales”.

Según el poeta Tony Hoagland: “Pinsky es uno de los grandes maestros de poesía de nuestro tiempo”.

De entre sus numerosos galardones caben destacar: el Premio de la Academia Americana de Artes y Letras, el PremioWilliam Charles Williams, el Memorial Premio Schelley de la Sociedad de Poesía de América, el Premio PEN/Voelcker de Poesía y la beca de la Fundación Guggenheim. También fue nominado al Premio Pulitzer de Poesía.

He de agradecer que se prestara amablemente para hacerle una entrevista a pesar del poco tiempo libre del que dispone y la dificultad que tenemos con el idioma ya que él habla y escribe poco en español y yo menos en inglés. Al final, me ha permitido, generosamente, que le formule las preguntas en español y que me las respondiera en inglés esperando que, alguno de mis amigos en el idioma anglosajón, me las traduzca al idioma de Cervantes. (He de hacer constar que, al final, la traducción de estas respuestas ha sido efectuada amablemente por nuestro director, Alfonso Estudillo.)

Robert Pinsky 2


ENTREVISTA

Pregunta. ¿Qué nos puede decir de sus padres y primeros años de juventud en Long Branch?

Robert Pinsky. Mi familia residió durante mucho tiempo -tres generaciones- en Long Branch, un pueblo histórico en el condado de Monmouth (Nueva Jersey) de los Estados Unidos. Mis padres se conocieron como estudiantes en la misma escuela de la ciudad. Yo también asistí a ella, como lo hizo mi hermano, mi hermana y mis tías y tíos. Mi padre practicaba deportes y, en su clase de graduación, fue votado "Best-Looking Boy (Chico más atento). Yo, en cambio, unos veinte años más tarde, fui votado como "Más Musical Boy" (Chico más musical).

Long Branch tuvo gran relieve en el siglo XIX y fue visitado por Presidentes como Lincoln, Garfield, Grant... El gran artista Winslow Homer plasmó sus paisajes en conocidísimos cuadros e hizo muchos grabados de sus gentes para periódicos. Más tarde, en los tiempos de mi niñez, fue perdiendo su popularidad. Pero teníamos el océano, las diversiones del paseo marítimo… Mi abuelo, Dave Pinsky, tenía un pequeño bar, “La taberna de Broadway”, enfrente del Ayuntamiento y la estación de policía.

P. ¿A qué edad comenzó a escribir sus primeros poemas?

R.P. "Escribir" puede ser término algo incorrecto, estrictamente hablando, para lo que hago. Compongo enlazando las melodías de las penas y los sonidos de las palabras (¿me podría llamar "compositor"?) Y creo que he estado haciendo eso desde que recuerdo. Desde la cuna, tal vez.

Escribirlos, llamándoles poemas, no fue hasta mi adolescencia. Antes les llamaba "canciones". No crecí en un ambiente social u hogar en el que se escribieran poemas. Mis padres eran buenos e inteligentes conversadores, pero no asistieron a la Universidad. Por lo tanto, usando la palabra "poesía" para denominar lo que hice, he de reconocer que vino lentamente. Durante años me adherí a Robert Frost diciendo que no se debe llamar uno a sí mismo "poeta"; eso debe decirlo otras personas. Mantuve esta tesitura durante años, incluso después de publicar un par de libros. La moderación llegó a parecer en mí una afectación.

P. Supongo que, en un principio, alternaría su carrera poética con sus estudios universitarios hasta doctorarse en Filosofía. ¿Cuál ha sido su carrera profesional?

R.P. La mayor parte de mi vida me he ganado mi pan como docente, orgulloso de mi trabajo y tratando siempre de hacerlo bien. En mi Proyecto Poema Favorito (www.favoritepoem.org), además de los videos de lectores leyendo y discutiendo poemas, tenemos un Instituto de verano de una semana para educadores de Bachillerato: esos maravillosos maestros utilizan los videos y conferencias de mis amigos, como la poeta Louise Glück y Carl Phillips. Me siento totalmente solidario con los maestros trabajadores que asisten al Instituto.

P. ¿Qué escritores y poetas influyeron en el inicio de su carrera literaria? ¿Alguno de ellos era español?

R.P. Como muchos poetas de los Estados Unidos me siento deudor de Federico García Lorca, Pablo Neruda, Antonio Machado, Rubén Darío… que para mi generación es parte de la "Poesía americana". Y porque el español fue mi idioma principal, como estudiante universitario; leía poemas de Góngora, Quevedo, Sor Juana Inés de la Cruz, etc. Recuerdo que haciendo una traducción del verso del pequeño poema de Cervantes sobre la chica bailando en el polvo, la vi incorporada en un pasaje en el poema del título de mi primer libro, Sadness and Happiness (Tristeza y Felicidad).

P. De entre su extensa obra poética que engloba más de cuarenta años creando poesías que se incluyen en diecinueve obras y varias antologías. ¿Cuál es su preferida? ¿Por qué?

R.P. Una respuesta estándar a esta pregunta es que uno no debe elegir favoritos entre sus hijos. Y hay mucha verdad en eso. Otra respuesta, también con algo de verdad, es que el más reciente es el más importante: mi nuevo libro de poemas At the Foundling Hospital, que se publicará en octubre. Estos nuevos poemas intentan hacer frente a cuestiones urgentes, espinosas de cultura e identidad.

Pero voy a intentar responder un poco imprudentemente: entre mis trabajos en prosa, tengo un particular afecto por La vida de David, muy divertido para mí escribir sobre la vida más extraordinaria jamás vivida o imaginada. Y en verso, elegiré (hoy) mi libro The Want Bone, aunque mañana sea Gulf Music o An Explanation of America.

Y debo mencionar el maravilloso trabajo de los poetas Luis Alberto Ambrosio y Andrés Catalán, en mis poemas seleccionados en español, Ginza Samba.

P. Su poesía, en un principio, parece que toca temas sin ninguna trascendencia (la camisa, el tarro de los bolígrafos, el frasco de las plumas, teclado…) pero pienso que ello es una mera escusa ya que, en el fondo, siempre acaba indicando alguna injusticia social o abusos de los poderosos sobre los más débiles. ¿No es así?

R.P. Gracias por percibir esto. Estoy interesado en la cultura como un instrumento de poder, tanto para acabar con el abuso a gran escala como –esperamos– por enaltecer la dignidad individual. En "Shirt” (Camisa), que igual trata de admirar la elegancia de la prenda usada durante siglos como la injusticia, brutalidad, incluso asesinato, involucrado en su fabricación y marketing.

Yo no soy un erudito de economía o política, pero creo saber un poco sobre mi propia experiencia de la cultura, y he tratado de entrenar mi inteligencia y mi corazón para entender mi cultura, mi idioma, mi nombre, mi camisa, mi diario, y como penetrar en ello de una manera que lo pueda manejar.

P. Según su opinión ¿La poesía puede cambiar nuestras vidas? ¿Puede incluso transformar la sociedad actual?

R. P. El logro de la verdadera democracia, política y cultural, dependerá de la lengua. Precisión y verdad en la lengua, a escala humana, que debe ser nuestra esperanza. En los videos en www.favoritepoem.org veo evidencias de esperanza con respecto a las voces individuales, de ordinario –disculpa ese adjetivo- personas. En el mismo lugar, por su naturaleza, veo evidencia de esperanza de que las herramientas de la tecnología pueden dar la vuelta hacia la dignidad de la persona. Mi concepto de lenguaje que es justo y respetuoso implica una base en el arte, en el mejor uso posible de la lengua.

P. En su poesía pasa, en muchas ocasiones, de los acontecimientos más recientes a las advocaciones mitológicas de dioses y hombres del mundo griego y romano ¿A qué es debido esos cambios tan rápidos y radicales entre el mundo actual y el clásico? ¿Es que considera que nuestro mundo tiene ciertos puntos en común con el mundo antiguo o más bien es un recuerdo nostálgico del pasado que ya no volverá?

R.P. El gran ensayista americano W.E.B. Du Bois, en su defensa apasionada de la educación de esclavos liberados según su inteligencia, su primogenitura infinita, se cierra con un gran apartado que comienza con esta frase: "me siento con Shakespeare y no me estremece.”

Cuando fui a mi universidad del estado a la edad de diecisiete años -el primero de mi familia en hacerlo- leí a Aristóteles, Sófocles, Horace... y muchos más, incluyendo a los poetas españoles que antes he nombrado. Mis maestros me hicieron sentir que fui derecho a lo mejor, absolutamente a lo mejor. Aprecié, y decidí, que Homero y Dostoievski y Cervantes fueron relevantes en Long Branch. (¡O si no, entonces nada!)

P. Desde hace tiempo lee su poesía acompañado de la Jazz Standard. ¿Piensa que de este modo puede llegar mejor al fondo de su poesía? ¿Por qué una banda de jazz y no otro tipo de música?

R.P. El Jazz, el logro cultural más singular de los Estados Unidos, fue la música de la que me enamoré y para siempre, cuando era muy joven. Me encanta trabajar con algunos músicos en mi papel como vocalista que no canta.

Y estoy orgulloso de esas actuaciones y de mis CDs, Poem Jazz y House Hour, con el gran pianista Laurence Hobgood. Poesía y música por supuesto son artes. La palabra "letra" se refiere a un instrumento musical. Pero, por otro lado, para mí el destino más alto y más puro de un poema no es el rendimiento del poeta, ni un actor o un músico. La encarnación más alta y más pura es oírlos en voz de un lector, como en los vídeos en www.favoritepoem.org. Por ejemplo, aquí está tanto en español como en inglés: http://www.favoritepoem.org/poem_CaminanteNoHayCamino.html

P. Cambiando de tema. Usted al iniciarse la guerra de Vietnam tenía 23 ó 24 años ¿Participó en dicho conflicto bélico? ¿Qué opinión le merece la intervención del ejército norteamericano en este conflicto y en otros como la guerra en Irak o en el Golfo Pérsico?

R.P. Como muchos de mi generación he participado en protestas contra esa Guerra. Y me he opuesto a que haya más guerras así. No pretendo entender estas cosas de forma distinta a como pienso. (Hay un par de vídeos que pueden ser relevantes para esta cuestión):
http://www.favoritepoem.org/poem_MinstrelMan.html
http://www.favoritepoem.org/poem_FacingIt.html

P. Sé que es muy amigo de Ambroggio ¿Cómo conoció a su amigo Luis Alberto?. ¿Qué relaciones les unen?

R.P. Conocí a Luis Alberto en una ocasión literaria en Washington, D.C. y nos dimos cuenta inmediatamente que teníamos mucho en común. Una parte importante de la amistad devino del tiempo que pasamos juntos y el maravilloso Festival Internacional de Poesía de Granada, Nicaragua.

P. ¿Le gusta viajar por el mundo? ¿Visita con frecuencia España? ¿Qué es lo que más le gusta de nuestro país?

R.P. Fui por primera vez a España cuando tenía diecinueve o veinte años, ¡apenas había estado fuera de New Jersey! Pero mi español estaba en su apogeo. Uno de los momentos de más orgullo en mi vida fue cuando alguien de Barcelona me preguntó de qué país americano era! Más recientemente, gracias a amigos como el poeta salmantino Andrés Catalán y la poeta gallega Yolanda Castaño, y Jordi Doce de Ediciones Vaso Roto, estuve en Madrid, Barcelona y A Coruña. La variedad de España, en cultura y paisaje, me asombran. Y como fue mi primera experiencia de una cultura diferente a la mía, la lengua española tiene un lugar especial para mí. En verdad, soy un viajero algo tímido. Me encantaría ver la India, y he sido invitado, pero creo -me da vergüenza decirlo- que las incomodidades del viaje me impiden ir.

P. Estados Unidos se encuentra en plena campaña para la elección del candidato republicano y demócrata. Según parece serán elegidos Trump, por los republicanos y Hillary Clinton, por el partido demócrata. ¿Qué opinión le merece estos candidatos a la presidencia de los Estados Unidos?

R.P. Estoy seguro de que Hillary Clinton será nuestra próxima Presidente, y tengo la esperanza que esta campaña tenga sus objetivos en atender las necesidades de los trabajadores, una frase algo pasada de moda, pero que me alegro de utilizar.

P. El español es el segundo idioma más hablado en su país, y como señala su amigo Luis Alberto Ambroggio en su último libro, “Estados Unidos Hispano”, en 2050, puede incluso llegar a ser el más hablado. ¿Qué nos puede decir sobre la importancia del español en los Estados Unidos?

R.P. Como creo que también puede decir Luis Alberto, el español fue también el primer idioma europeo hablado en lo que sería los Estados Unidos. Y Thomas Jefferson, quien aseguró que su hija aprendió español, y también instó a sus sobrinos a aprender este idioma, porque era la lengua de las Américas. Recientemente, en Florida, pude apreciar y disfrutar de la calidad internacional de sus acciones diarias, y su alegría bilingüe.

P. ¿Qué nos puede decir sobre la Academia de Lengua y Literatura Española en los Estados Unidos? ¿Piensa que está realizando una buena labor?

R.P. Bendiciones a la Academia. Su importancia, como ya fuera reconocida por Jefferson, se ha incrementado y sólo puede seguir creciendo.

P. ¿Qué obra literaria está preparando en estos momentos? ¿Cuándo se publicará?

R.P. Son dos obras: un libro de poemas que aparecerán en octubre y un proyecto de prosa que será personal y debe continuar un poco en la incógnita.

P. ¿Cuándo tiene pensado visitar España?

R.P. Dentro de poco tiempo, ¡espero!

P. Qué les podría decir a los jóvenes estudiantes españoles que, en muchas ocasiones, eligen asignaturas de ciencias (matemáticas, física, biología, química…) despreciando las de letras (historia, cultura clásica, arte, literatura, …).

RP. El empresario sabio querrá mente ágil e independiente. En el tan rápido y cambiante mundo de la innovación, el estudio de los clásicos demuestra confianza en uno mismo, autonomía, independencia, la capacidad de dominar algo difícil, con un llamamiento no común a la masa, en general, mediocre. Ya sea en Ciencias o Letras, mostrar la fuerza y la agilidad de mente para entender que los dos tipos de búsqueda no son completamente diferentes, en sus más emocionantes y exigentes cuestiones son bastante similares.

Le agradezco el que me haya concedido esta entrevista, que estoy seguro también agradecerá el director de Arena y Cal, Alfonso Estudillo, así como los miles de lectores que todos los meses leen nuestra revista literaria. Muchas gracias por su interés y disponibilidad para la realización de esta entrevista y hasta siempre apreciado Robert.

Mi agradecimiento a usted y al Sr. Estudillo. Agradezco su interés y sus excelentes preguntas en particular.


Para finalizar esta entrevista que mejor manera de hacerlo que con un bonito poema de Robert Pinsky titulado “Camisa” (2013)

La espalda, el canesú, la tela. Las costuras dobladas,
las puntadas casi invisibles a lo largo del cuello
cosidas en una fábrica clandestina por coreanos o malayos
que chismorrean en el descanso entre el té o los fideos
o hablan de dinero o política mientras uno encaja
esta manga con su tejido extra en la banda
del puño que abotono en mi muñeca. La prensa, la cortadora,
el exprimidor, el rodillo. La aguja, la unión,
el pedal, el carrete. El código. El infame incendio
en la Fábrica Triangle en mil novecientos once.

Ciento cuarenta y seis murieron en las llamas
en el noveno piso, sin extintores, sin escaleras de incendios;
el testigo, en un edificio al otro lado de la calle,
que observó cómo un muchacho ayudaba a una chica a subirse
al alféizar de la ventana, y después la sostenía fuera
lejos de la pared de ladrillos y la dejaba caer,
y luego a otra. Como si estuviese ayudándolas
a entrar en un tranvía y no en la eternidad.

Una tercera antes de que la soltara le puso los brazos
alrededor de su cuello y lo besó. Entonces la sostuvo
en el espacio y la dejó caer. Casi al mismo tiempo.

Él mismo se subió al alféizar, su chaqueta flameó
y se agitó sobre la camisa a medida que caía,
con el aire llenándole las piernas de sus pantalones grises;
igual que al demente de Hart Crane “se le hincha la camisa chillona".

Fascinante cómo el diseño combina perfectamente
a lo ancho de la solapa y sobre los remates bordados
en las esquinas de ambos bolsillos, como una rima estricta
o un acorde mayor. Estampados, telas escocesas, cuadros,
diseño pata de gallo, Tattersall, Madrás. Los tartanes
inventados por los dueños de los telares inspirados por el engaño de Ossian
para controlar a sus salvajes obreros escoceses, domesticados
por una heráldica inventada: MacGregor,

Bailey, MacMartin. El kilt, diseñado para que los obreros
la vistieran entre los ruidosos y polvorientos telares.

Tejedores, cardadores, hilanderos. El cargador,
el estibador, el peón. El sembrador, el recolector, el clasificador
sudando con su máquina en un desorden de algodón
como los esclavos con turbantes de percal sudaban en los campos:

George Herbert, tu descendiente es una Mujer
Negra de Carolina del sur, su nombre es Irma
y ella ha inspeccionado mi camisa. Su color y su ajuste
y su tacto y su olor a limpio nos ha dejado satisfechos
tanto a ella como a mí. Hemos elegido el precio y las calidades
de los botones de hueso falso,
los ojales, la talla, la entretela, las letras
impresas en negro en la tira del cuello y el faldón. La hechura,
la etiqueta, la mano de obra, el color, el tono. La camisa.

(Poema traducido del inglés por Luis Alberto Ambroggio y A. Catalán)

Ver Curriculum
Curriculum





volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio