• Benedicto Cuervo Álvarez

    Desde mi quintana

    Escribir sobre una roca

    por Benedicto Cuervo Álvarez



ESCRIBIR SOBRE UNA ROCA Y SER UNA ROCA

Según dice un breve cuento moderno dos buenos amigos, Eliú y Lucio (nombres ficticios), caminaban por la playa cuando se metieron en una discusión la cual fue subiendo de tono hasta tal punto que Eliú dio un golpe a Lucio. Lucio, herido, escribió en la arena,:“Hoy, 15 de mayo de 2005, mi amigo, Lucio, me golpeó.”

Más tarde se reconciliaron y Lucio fue a bañarse en el mar. Una ola le llevó lejos de la playa y gritó pidiendo socorro. Su amigo, Eliú, se metió al mar y salvó la vida de su amigo. Entonces Lucio grabó las siguientes palabras en una roca: “Hoy, 15 de mayo, mi amigo, Lucio, me salvó la vida.”

“¿Por qué escribiste mi ofensa en la arena y grabaste mi favor en la roca?” le preguntó Lucio a Eliú. Este respondió, “quería que su ofensa fuera borrada por el mar y su favor recordado para siempre.”

De este cuento didáctico se puede sacar la conclusión de que hemos de perdonar las malas acciones que otras personas nos puedan hacer (incluso las de un buen amigo) y pasar página lo antes posible. No podemos instalarnos en el odio o intentar la venganza contra aquella persona que nos ha hecho algún mal aunque, reconozco que, en un principio es difícil superar la decepción que supone el ser traicionado por una persona querida por ti pero, según mi opinión, con el rencor y los malos recuerdos no se soluciona nada e impide que no llegues a ser plenamente feliz.

Pasar página, lo antes posible, de los hechos que no te son agradables es lo mejor que se puede hacer. Seguir adelante sabiendo que a lo largo de la vida no todo es un camino de rosas sino que también te encontrarás con espinas que pueden llegar a pincharte hasta el corazón, pero no adelantas nada quedándote estancado pensando, tan solo, en esos malos recuerdos.

Hemos de escribir sobre una roca de granito las ayudas que, a lo largo de tu vida, vas recibiendo ya desde que naces. Primero tus padres que te acogen en su seno y te dan bastante seguridad cuando eres un niño indefenso o un joven alocado que cambias cada día de opinión o parecer. Los padres te dan la seguridad mediante su cariño, su techo y un plato de lentejas para que no te falte lo básico y puedas tener tiempo para estudiar o buscarte un trabajo (por ello los jóvenes españoles no se independizan de sus padres hasta casi los treinta años).

Cuando ya eres adulto, y tienes las ideas claras, has de ser una roca defendiendo tus principios sin tener que mudar de parecer cada dos por tres dependiendo de las tendencias o modas existentes en cada momento. Primero tendrás que decantarte por los distintos conceptos existentes en nuestro mundo globalizado como son la diversidad cultural (latina o anglosajona), tendencia política (autoritaria, liberal o social), elección en los gustos y las modas de todo tipo (en el vestir, lectura, deportes y aficiones en general, etc.).

Cuando vas siendo mayor te das cuenta que todas las ciencias y campos del saber son necesarios y útiles y que no forman compartimentos estanco sino que muchas disciplinas se van combinando entre sí. El gran doctor Emérito en economía, Ramón Tamames, en su popular obra titulada: “Introducción a la economía española”, de la que ya se han editado más de treinta y seis ediciones, inicia su obra haciendo un breve análisis sobre el relieve y clima de España (Geografía física y climatología) para dar paso, a continuación, al desarrollo de un capítulo dedicado a la población y su evolución en el último siglo (Geografía de la población, demografía, estadística) y, ya por fin, entra en su terreno analizando la economía en sus diversos sectores económicos (primario, secundario y terciario).

Nadie parte de cero en conocimientos. Todos tenemos que apoyarnos en un sinfín de fuentes que hoy en día, gracias a las nuevas tecnologías, son más fáciles de conseguirse pero hemos de tener cuidado ya que parte de esas fuentes pueden ser erróneas y nosotros hemos de saber discernir qué fuentes o documentos son fiables para la elaboración de un trabajo y cuáles son erróneas. Solo a través de la experiencia, y los muchos años de estudio y trabajo, nos servirán para procurar acercarnos a la verdad que, como sabemos, no es absoluta ya que siempre hemos de contar con un margen, mayor o menor, de error.

Cuando inicies un trabajo procura terminarlo y no dejarlo a medias o sin finalizar ya que, entonces, no serviría de nada. No temas que puedas tener algún fallo o error, nadie es perfecto e intenta aportar a ese trabajo o investigación algunas palabras novedosas, sean pocas o muchas, ya que todo trabajo parte de la utilización de fuentes y documentos diversos; nadie se “inventa” todo el trabajo. Realiza con ilusión las tareas que hagas pensando que tal vez sea el último que vayas a hacer en tu vida y procura quedar en paz contigo mismo sin que te importe, en exceso, la opinión de los demás porque lo primero y más importante es el deseo de saber y el ánimo de aportar algo aunque sean dos palabras. Así, seguirás por la senda del saber y ejercitarás uno de los derechos más importantes de todo ser humano como es el de la libertad de expresión que hemos de ejercer al máximo para que no se oxide o se restrinja.

Ver Curriculum
Curriculum





volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio