Rincón de la Poesía


  • Maritza Álvarez
    Valparaíso (Chile)




A dos


Yo la conozco, y se los digo:
es verdad
Por dos y por Dios
se los juro
que cada día se levanta
como envuelta en un juego
pero no lo es

Les digo hoy que conozco
a una mujer azul celeste
que ama a dos
(a dos…)

Sí, a dos y toda ella
mezclándose aquí
involucrándose allá
Un día teje en rosa
y al otro en un dolido
gris arrepentido

A dos
como un par de caballos
al galope por el campo
como los dulces ojos amantes
(los de ellos)
claros y osados en el encuentro
como un par de manos tibias
que se comparten suavemente


Mujer celeste
de claroscuros dobles
de misteriosos sentimientos
que nadie entiende
tampoco lo pretenden

Quien puede juzgar tus motivos
o conocer tus temblores
Nadie lleva en tu carne
tus olores, tus sabores


Golpes de látigos das a tu alma
enmarañada de pasiones
que nadie conoció jamás
(nadie)
cuando a solas te encuentras
respirando libertad

Quién escuchó de tu boca
las sensibles canciones
o tus incuestionables razones

Conozco a una mujer
azul celeste y malentendida
que ama a dos, y entera

Violenta amazona culpable
apasionada de la tierra
y de costumbres aguerridas









volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio