• Marie Rojas Tamayo
    De príncipes y princesas

    Liberación y Utopía

    por Marié Rojas Tamayo

  Dibujo de Ray

(Ilustración: Ray Respall Rojas)



LIBERACIÓN

Me acaban de regalar un oso de peluche, aferrado a un enorme corazón con la frase “Te amo”. Mi princesa majadera, de ocho años, me lo pide insistentemente para jugar, prometiendo que lo va a cuidar. No me queda más remedio que prestárselo. Cuando menos lo esperaba, regresa a mi encuentro con las manos a la espalda y esa expresión que conozco tanto...

- Te traigo una sorpresa –anuncia-. ¡No me vayas a regañar!
- ¿Puedo saber al menos qué has hecho? –le digo con tono más serio de lo necesario, mientras intento ver lo que esconde tras la espalda-. Me resulta imposible juzgar tu culpabilidad, si no veo el daño.
- ¡He liberado a Brinqui! –así había bautizado a mi pobre osito. Abre los brazos y mueve ambas manos en alto, mostrándome -“sorpresa”-. Mira... ¿No está feliz?
- Pero Sarah –me rindo a lo inevitable, estoy viendo el oso por un lado, el corazón por el otro-, cuando te lo presté, me prometiste cuidarlo...
- ¡Y lo hice, no he hecho otra cosa que cuidarlo! -sonríe y me guiña un ojo-. ¿Crees que es fácil vivir con el corazón en la mano?


UTOPÍA

Luego de ver una conferencia televisiva de la cual no debe haber entendido nada, me pregunta qué es una utopía. ¿Cómo se le explica tal cosa a una niña tan pequeña?

- Es cuando tienes ciertos planes que pueden parecer muy buenos, lindos y perfectos. Pero claro está, es solo a tus ojos, en el fondo son irrealizables -he tratado de hacerlo lo mejor posible, me preocupa no estar a su nivel-, ¿me entiendes?

Se encoge de hombros y se marcha a jugar, protestando:

- ¿Con que eso era una utopía? Por supuesto… sé lo que es, ¡me paso la vida haciendo esos planes!

* * * * *


Sobre "De príncipes y princesas"


 sarah

Sarah en una fotografía de la 1ª edición de "De príncipes y princesas".
¿La recuerdan?


Nota de la autora.

Han pasado doce años, Sarah ha ilustrado varios de mis cuentos. No somos famosas todavía, pero tuvimos una perrita a la que llamamos Pixie y actualmente vivimos en un edificio color rosa al lado de un parque lleno de árboles. La princesa majadera creció, ahora es una adolescente, pronto volará lejos con alas propias, pero quedan estas historias. Las de ella, las de Ray, mi hijo mayor, las de mis sobrinos, vecinitos, los hijos, nietos, sobrinos y vecinos de mis amigos. Muchas de las anécdotas que aparecerán en esta sección me las enviaban por correo, me las contaban personalmente, o por teléfono, luego de leer las mías. Puedes hacer lo mismo, si quieres compartirlas.


Nota del editor.

Aquellos lectores que quieran ver las historias de sus hijos o nietos, o sobrinos, o vecinitos, reflejadas en esta sección pueden remitirlas a la autora (kodama@cubarte.cult.cu) -siempre sin imágenes ni adjuntos, en el cuerpo del correo- con sus datos al final. Marié Rojas la adaptará al estilo breve de la sección respetando autoría y protagonismo y haciendo referencia a ellos.


Ver Curriculum
Curriculum





volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio