• Marie Rojas Tamayo
    De príncipes y princesas

    Creer o no creer y ¡Estos adultos!

    por Marié Rojas Tamayo

  OSITO  MONSTRUOS BUENOS

(Dibujos de mi hija Sarah a los seis años)



CREER O NO CREER

Salgo al balcón a admirar la noche. Al poco rato, siento la presencia sutil de mi hija de seis años.

- Mamá, tengo miedo del monstruo...
- ¿De qué monstruo, mi chiquitina? –la abrazo.
- De un monstruo de fantasía que yo inventé.
- Pero amor, si es de fantasía es porque no es real, no puede hacerte daño, ¿entiendes?
- Yo lo entiendo, pero –toma mi mano y tira suavemente de ella-, ¿podrías venir conmigo al cuarto y explicárselo a él?


¡ESTOS ADULTOS!

Descubro, con verdadero enojo, que la princesa majadera, en ese momento rondando casi los siete años, ha dibujado un osito en la pared de su cuarto... Un poco más allá, encuentro una estrella encerrada en un círculo. ¡Es demasiado! La llamo a contar. Me mira sin emitir palabra.

- ¿No crees que ahora viene la parte en que me pides disculpas por estas dos travesuras? –le digo, más molesta aún porque no la veo arrepentirse.
- Mejor aún: es la parte en que te pido disculpa por todo junto, antes de que descubras la tercera.

Poco después, me ve haciendo cálculos en mi agenda.

- ¿Para qué son tantas cuentas?
- ¿Recuerdas aquel señor que vino ayer? Va a pintar las paredes de nuestra casa y debo pagarle, entonces tengo que calcular para que no falte dinero.
- ¡No hay quien te entienda! –protesta-. ¡Vivimos juntas y si pinto las paredes me regañas! Llega un extraño, las pinta... ¡Y encima le pagas!

* * * * *


Sobre "De príncipes y princesas"


 sarah

Sarah en una fotografía de la 1ª edición de "De príncipes y princesas".
¿La recuerdan?


Nota de la autora.

Han pasado doce años, Sarah ha ilustrado varios de mis cuentos. No somos famosas todavía, pero tuvimos una perrita a la que llamamos Pixie y actualmente vivimos en un edificio color rosa al lado de un parque lleno de árboles. La princesa majadera creció, ahora es una adolescente, pronto volará lejos con alas propias, pero quedan estas historias. Las de ella, las de Ray, mi hijo mayor, las de mis sobrinos, vecinitos, los hijos, nietos, sobrinos y vecinos de mis amigos. Muchas de las anécdotas que aparecerán en esta sección me las enviaban por correo, me las contaban personalmente, o por teléfono, luego de leer las mías. Puedes hacer lo mismo, si quieres compartirlas.


Nota del editor.

Aquellos lectores que quieran ver las historias de sus hijos o nietos, o sobrinos, o vecinitos, reflejadas en esta sección pueden remitirlas a la autora (kodama@cubarte.cult.cu) -siempre sin imágenes ni adjuntos, en el cuerpo del correo- con sus datos al final. Marié Rojas la adaptará al estilo breve de la sección respetando autoría y protagonismo y haciendo referencia a ellos.


Ver Curriculum
Curriculum





volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio