• Marie Rojas Tamayo
    De príncipes y princesas

    Sabiduría y olvido y Democracia

    por Marié Rojas Tamayo

  Sarah, Pixie y Dinosaurio 

(Sarah, Pixie y Dinosaurio)



SABIDURÍA Y OLVIDO

En ese entonces tenía 9 años… el día 14 de mayo cumplirá 19, así es como vuela el tiempo, ¡suerte de estas memorias que atesoramos, gotas de alegría que nos colman!

Ante varios intentos de explicarle a mi princesa majadera la clase de gramática del día, y su insistencia en ir a jugar, le digo:

- Pues márchate… ¡ya que lo sabes todo!
- No, mamá –me explica con mucha seriedad-, nací sabiéndolo todo, pero con el tiempo se me ha ido olvidando.


DEMOCRACIA

Más o menos por la misma época, estamos enfrascadas en la imposible tarea de ordenar su cuarto. En vano intento de convencerla, voy sugiriendo:

- Vamos a poner este portalápices aquí y guardar los libros para dar espacio en tu buró, quitamos un poco de peluches de la cama, todos los que andan por el suelo, puedes llevarlos al closet… –me refiero al odiado guardarropa de la sala, también llamado por ella “el calabozo de los juguetes”.
- Mamá, ¿cuál de nosotras dos es la jefa? –me interrumpe de repente, con las manos llenas de animalitos de colores.
- Soy yo –le respondo-, ni se te ocurra ponerlo en tela de juicio, en esta casa solo vivimos nosotras dos, ese montón de juguetes que siempre andan desperdigados por todas partes, y la perrita Pixie.

Medita cinco segundos, sin dar un paso en dirección a la sala. Mira a la perra, que mueve alegre la cola, en espera de una invitación a jugar. Dirige la vista a sus muñecos, a mí, y pregunta de nuevo:

- ¿Y no podríamos someterlo a votaciones?

* * * * *


Sobre "De príncipes y princesas"


 sarah

Sarah en una fotografía de la 1ª edición de "De príncipes y princesas".
¿La recuerdan?


Nota de la autora.

Han pasado doce años, Sarah ha ilustrado varios de mis cuentos. No somos famosas todavía, pero tuvimos una perrita a la que llamamos Pixie y actualmente vivimos en un edificio color rosa al lado de un parque lleno de árboles. La princesa majadera creció, ahora es una adolescente, pronto volará lejos con alas propias, pero quedan estas historias. Las de ella, las de Ray, mi hijo mayor, las de mis sobrinos, vecinitos, los hijos, nietos, sobrinos y vecinos de mis amigos. Muchas de las anécdotas que aparecerán en esta sección me las enviaban por correo, me las contaban personalmente, o por teléfono, luego de leer las mías. Puedes hacer lo mismo, si quieres compartirlas.


Nota del editor.

Aquellos lectores que quieran ver las historias de sus hijos o nietos, o sobrinos, o vecinitos, reflejadas en esta sección pueden remitirlas a la autora (kodama@cubarte.cult.cu) -siempre sin imágenes ni adjuntos, en el cuerpo del correo- con sus datos al final. Marié Rojas la adaptará al estilo breve de la sección respetando autoría y protagonismo y haciendo referencia a ellos.


Ver Curriculum
Curriculum





volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio