• Abel Guelmes Roblejo
    Del color de la luz

    Dos relatos

    por Abel Guelmes Roblejo


The most wanted

Nunca te lo he ocultado, Laura, siempre te he dicho que me encantan los niños. Me fascinan. Cada vez que los veo correr, reír, saltar por ahí, mi corazón se acelera. Siempre he querido tener uno, o dos. Me los imagino sentados en mis piernas, con sus ojitos mirándome y la sonrisita infantil en sus pequeños labios. Me encanta cuando me tocan con sus manitos tan pequeñas. Tan inocentes. Los niños son bellos y no hay nada más lindo ni que me haga tan feliz que jugar con ellos. Quiero que me comprendas, Laura, es algo que siempre he querido, no es nada nuevo. Laura…

No he venido a tu celda para que me convenzas. Hoy soy tu abogada, Joe. Empecemos de nuevo, mañana frente al jurado no lo puedes repetir…


Till after forever

La descubrió leyendo bajo un árbol junto al lago, al otro extremo del hilo rojo que atrapaba su dedo. No pudo quitarle la vista. Reacción totalmente diferente a la que había pensado tener al descubrir el fin del inquebrantable cordel. Ella pasó la página y levantó los ojos. Lo vio. Ambos sintieron la sacudida en sus meñiques y vieron como las cadenas de sus almas se fundieron en una sola. No mediaron palabras. Solo un abrazo. Un beso como en un sueño eterno. Solo la magia. El destino. El libro fue al suelo debido al tirón del hilo irrompible que unía a la pareja. Despertaron del beso; a su lado estaban dos jóvenes, dos niños, con idénticos hilos carmesíes que flotaban en el viento hasta perderse en el horizonte, que se agarraban a sus piernas, les devolvía el libro.

Desde el lago, como en un espejo, el reflejo de dos ancianos, tan enamorados, como dos jóvenes bajo un árbol.

Ver Curriculum
Curriculum





volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio