LA WEB de la ARTRITIS REUMATOIDE

  • CONSULTAS DE LOS LECTORES

    • CONSULTA de...
    • Mónica de Cáceres, España, con el Asunto: Vamos mejorando... y Fecha: 31/10/2011
    • Buenos días, Alfonso.
      Le escribo desde el trabajo para contarle que, no hay dolor. Desde que dejé por completo los yogures de soja, la inflamacion de las manos ha desaparecido, la rigidez matutina que sentía...Puedo decir, por ahora, que vuelvo a estar bien. Los dolores en los tobillos tb van desapareciendo.
      Sigo pendiente de los resultados del test de intolerancia a los alimentos, que aún no tengo en mi poder. Pero sospecho que la soja no me ha ido nada bien, en vista de los resultados, o puede ser tb el azúcar refinado de esos yogures...no lo sé.
      Ojala esta mejoría se prolongue y permanezca e el tiempo...vuelvo a tener ganas de salir de viajar, de jugar con mis dos hijas...de compartir la felicidad.
      Gracias por su interés constante y por abrirnos nuevos caminos de esperanza.
      Mónica.
    • RESPUESTA
    • de Alfonso Estudillo Calderón - 31/10/2011
    • Hola, Mónica:

      Esto que te está pasando, que desaparezcan las inflamaciones y el dolor, que comiences a sentirte bien, a tener de nuevo ganas de vivir, a tener ganas de sonreír a la vida, es lo mismo que me pasó a mí hace ya más de cinco años, y lo que le está pasando a casi todos los que están siguiendo el Régimen: que te estás curando de la enfermedad que te ocasionaba una alimentación llena de productos tóxicos o irreconocibles por tu organismo.

      Es difícil conseguir una totalidad, que desaparezcan absolutamente todos los dolores, que no queden algunos residuos de molestias en algún brazo o pie, pero es que es imposible conseguir una alimentación completamente sana, productos que no estén modificados o saturados de abonos químicos y no respirar cada día en una atmósfera contaminada por todo tipo de tóxicos. Pero es distinto, que te duela un poco la espalda, o la cabeza, o una pierna, como le sucede a la mayoría de las personas, a sufrir cada día el infierno de una enfermedad que te deja inválido, que no te permite vivir, que te ha destrozado la vida para siempre y cada vez con más saña.

      Me alegra infinito que vayas estando a esta otra parte de ese infierno al que nos tienen castigados los insaciables intereses de unos pocos.

      Sigo aquí. Saludos.

      Alfonso Estudillo Calderón

volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio