LA WEB de la ARTRITIS REUMATOIDE

  • CONSULTAS DE LOS LECTORES

    • CONSULTA de...
    • Azucena de Madrid, España, con el Asunto: Gracias y Fecha: 16/10/2013
    • Pues eso, gracias Alfonso por sus palabras y a Mayte también. Desde que enfermé siempre siempre he buscado sanar, antes con los métodos que conocía y ahora con el régimen. A pesar de estar en la oscuridad más absoluta durante meses y años ya, he investigado sin descanso y he intentado mantenerme en forma y a flote porque por alguna razón, quizá porque no me gusta nada que me sentencien, desde que el reumatólogo me dijo "ésto no se cura, resígnese usted", yo pensé "verás tú como sí", y ese pensamiento no me ha abandonado.

      Sigo en la lucha y limitaré más todavía los dátiles y la miel, por no decir que prácticamente los suprimiré de momento, así como todo alimento que sienta que me hace mal. No hay nada que no pueda dejar de comer ni nada que no hiciera por volver a ser la chica que bajaba a saltos por las cuestas y que corría como una loca muerta de risa si perdía el autobús. Así era yo y aunque haga mucho que no lo soy, volveré a serlo, si no todo, casi del todo.

      Si no hay novedades escribiré otra vez dentro de una par de meses. Mucho ánimo para todos.

      Azucena
    • RESPUESTA
    • de Alfonso Estudillo Calderón - 17/10/2013
    • Hola, Azucena:

      Vaya por delante mi respeto y admiración por toda la profesión médica, la mayoría -me consta- magníficos profesionales que se preocupan y viven por y para sus pacientes. Pero, ese mal juez que te condenó a sufrir para siempre -zoquete incapaz de pensar el daño que te hacía y, repito, simple excepción en un colectivo siempre preocupado por ofrecer lo mejor-, podía haber cambiado su burda e inadmisible sentencia por un atemperado discurso de ánimo y esperanza. "Es una enfermedad difícil que, aunque de momento no podemos curarla completamente, se va controlando con los actuales fármacos, hay otros bastante más eficaces en estudio, como los biológicos, que ya se van utilizando, y se continúa su investigación con ánimos de encontrar otros que la cure definitivamente. Un poco de paciencia y un mucho de ánimos, que terminará curándose."

      Y ese "verás tú como sí", ese pensamiento que te nació en el alma en justo acto de rebeldía ante la fatalidad, es una certeza que va tomando cuerpo convertida ya en una sorprendente realidad. Mayte, y yo, y muchos otros que hemos sufrido en nuestras carnes las dentelladas del dolor, podemos confirmártelo. Tú también te curarás. Y volverás a tener de nuevo el espíritu de aquella chica que bajaba a saltos por las cuestas y corría como una loca muerta de risa si perdía el autobús.

      Como debió haberte dicho aquel señor de la bata blanca: Un poco de paciencia y un mucho de ánimos, que terminarás curándote.

      Sigo aquí. Abrazos.

      Alfonso Estudillo Calderón

volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio