LA WEB de la ARTRITIS REUMATOIDE

  • CONSULTAS DE LOS LECTORES

    • CONSULTA de...
    • Mónica de Cáceres, España, con el Asunto: Sin medicación, la mía es la dieta. y Fecha: 15/05/2011
    • Buenas noches, Alfonso,
      Le escribo para contarle cómo me va con la dieta.
      Le puedo decir que, a todos los efectos, soy otra persona.
      Creo que es régimen me hace sentirme muy bien, he recuperado las ganas de vivir, hago ejercicio, me siento más ágil...Hace unos 6 meses me sentía muy mal con mi cuerpo, como una pesada carga que estaba obligada a llevar, resignándome a sentirme inutil cuando los dolores de acentuaban, paseando como un fantasma por la casa por las noches al ser imposible dormir con el dolor...He dejado toda la medicación de mi reumatologa, tal vez no sea lo mejor, pero prefiero asumir el riesgo a seguir tomando un tratamiento del que ya no estoy convencida, que me hace tener jaquecas contantes, sentirme mal conmigo misma, cansada, sin fuerzas, sin ganas de nada. Reduzco las medicinas a ibuprofeno y famotidina cuando vuelven los dolores.
      Cuando sigo bien la dieta, vuelven los dolores, pero son más leves y desaparecen solos. Si me lo salto o hago alguna excepción, se reagudizan y preciso el ibuprofeno durante unos dos días para poder hacer vida normal.
      He comprobado que estoy peor si abuso del dulce, aunque sea azúcar completo el que tome, no refinado. Me encantan las tortitas de arroz con chocolate negro...pero si me doy el atracón lo pago caro.
      Este fin de semana estuve en la playa, en un hotel comiendo en un buffet. Me sentía un bicho raro, escogiendo tanto la comida. He comido bastante, y eso tampoco me beneficia. El cocinado de los alimentos, además era dudoso por lo de las temperaturas. Pero allí me resultaba más dificil conformarme con ensaladas y pescado...También he tenido inflamado el codo, tome pudin de pescado (llevaria leche) y algún flan.
      Sin medicación, estoy en el punto en el que sé qué alimentos me sientan bien y cuáles no.
      Noto que cuando como menos, me siento mejor, hay menos molestias. Y ya entiendo por qué, antes del régimen me ponía fatal tras la digestión de la comida del mediodía, el pan siempre estaba presente de postre, y en abundancia.
      He comenzado a tomar yogurt de kefir, lo hago en casa, aunque está fuerte me parece que es natural y seguro que me beneficia. Lo hago con leche entera pues sale más rico.
      ¿Qué le parece?
      Gracias de nuevo por su inestimable labor.
      Mónica
    • RESPUESTA
    • de Alfonso Estudillo Calderón - 16/05/2011
    • Hola, Mónica:

      Observo, con satisfacción, que tienes una perfecta conciencia de lo que hay, que, sin duda, gracias a tu formación como enfermera, a los conocimientos que has ido acumulando en estos meses y a tu enorme voluntad por vencer al enemigo que te rompía la vida, has conseguido erigirte en lo mejor que podía sucederle a una persona enferma: actuar como si fueras tu propio médico. Nadie mejor que tú conoces lo que ocurre en tu organismo, cómo reacciona tu cuerpo a fármacos y alimentos, cómo es tu dolor, cómo duelen las carnes y el alma cuando el monstruo inmisericorde de la enfermedad nos devora dentellada tras dentellada. Ojalá todos los afectados por estas malditas enfermedades tomaran conciencia como tú y supieran luchar contra ellas como tú, ojalá supieran entender las palabras que yo te decía hace unos meses: "...Dedícale tiempo a leer la página del Régimen, las complementarias y las de Los alimentos a examen. En ellas encontrarás todo lo necesario para conocer a tu enemigo y la forma de vencerlo, de echarlo fuera de ti para siempre..." Creo que has sabido hacerlo. Ya lo intuía cuando me decías "Se me abren los ojos sobre muchas cosas..." Sigamos así. Sigamos curándonos, y curados, de esta enfermedad que los demás dicen que no tiene cura.

      El kéfir, aún el de leche, aunque no lo suelo comer, se hace con un procesado igual al yogur, por lo que se pierde buena parte de la lactosa, y las proteínas (sobre todo la caseína) cambian en su estructura primaria (se hidrolizan y precipitan formando un gel) haciéndose más digeribles. (Aprovecho para decirte que, aunque no creo que haga falta, como de momento no tengo tiempo de hacerlo en casa y tomarlo, si observaras alguna reacción negativa con la toma del kéfir, te agradecería que me lo hicieras saber para tenerlo en cuenta y adelantar su prueba.)

      Sigo a tu disposición. Cordiales saludos.

      Alfonso Estudillo Calderón

volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio